En México, sólo 63% de personas con sida conocen su diagnóstico

Ciudad de México, 19 de julio de 2019.- En México, la principal causa de muerte en personas con VIH sigue siendo el sida, contrario a lo que sucede en países desarrollados, donde los decesos ya no están asociados a ello sino a otros factores, como la edad o problemas del corazón o cáncer. Especialistas advierten que esto se relaciona sobre todo a que los portadores del virus tienen un diagnóstico tardío.

Cuando las personas se realizan las pruebas de detección, lo hacen ya con la enfermedad muy avanzada, señaló Florentino Badial Hernández, director de la Clínica Especializada Condesa Iztapalapa.

Brenda Crabtree Ramírez, investigadora en el departamento de infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y presidenta local de la Conferencia Internacional sobre la Ciencia del VIH –que se inicia la próxima semana en la capital del país–, indicó que en México se estima que del total de personas infectadas, solamente 63 por ciento conocen su diagnóstico.

El Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida tiene registradas hasta el 31 de marzo de 2019 a 167 mil 787 personas portadoras del virus.

En conferencia de prensa en la Clínica Especializada Condesa Iztapalapa, Crabtree Ramírez apuntó que la epidemia está concentrada principalmente en hombres que tienen sexo con otros hombres, ellos tienen 30 veces más riesgo de tener VIH, y también en trabajadores sexuales, mujeres transgénero y usuarios de drogas intravenosas.

Explicó que si bien se tiene detectadas a las poblaciones más vulnerable al contagio, hay quienes estando en estos grupos no se perciben como tal y por tanto no se realizan las pruebas correspondientes, o por estigma tampoco lo hacen.

La investigadora declaró que en la Clínica Especializada Condesa al estudiarse los certificados de defunción de personas que murieron por causa del VIH en los pasados cinco años detectaron que la gran mayoría fallecieron en el primer año de ser diagnosticadas, lo que muestra que la detección se hizo en etapas avanzadas de la enfermedad.

Pese a lo anterior, Crabtree Ramírez mencionó que en el pasado sexenio hubo un decremento en la mortalidad por VIH de 20 por ciento; sin embargo, en los países desarrollados el uso de antirretrovirales ha logrado que la curva de descenso sea más pronunciada.

Anton Pozniak, científico de la Sociedad Internacional sobre Sida (IAS, por sus siglas en inglés), expresó que si el tratamiento antirretroviral se inicia de manera oportuna le otorga a las personas una calidad de vida normal, además de que previene la transmisión del virus a otras personas.

Badial Hernández agregó que si se diagnostica a todas las personas infectadas y se les brinda el tratamiento adecuado se logrará erradicar la trasmisión y controlar definitivamente la epidemia en México.

El próximo domingo,comienza la Conferencia Internacional sobre la Ciencia del VIH, que organiza la Sociedad Internacional sobre Sida y es la más influyente en el tema.


Fuente: La Jornada