Alrededor de 80 mil personas se auto emplean en taxis por "apps"

Ciudad de México, 12 de mayo de 2019.- El servicio de taxis por aplicaciones es hoy un sector en el que se auto emplean como conductores, alrededor de 80 mil personas en la Ciudad de México con ingresos de entre 800 y mil 200 pesos, por tan solo dos horas de trabajo al día, afirmó, el Director General de Cabify Ramón Escobar.

De 2014 a la fecha el número de empresas que participa en estos servicios se ha incrementado y actualmente existen siete competidoras en el mercado de la capital, con un impacto para 400 mil familias que dependen de esta industria, indico.

El dinamismo que ha alcanzado el sector responde a las necesidades de una urbe que como la Ciudad de México no para y cada día exige los servicios de una movilidad multimodal, esto ha permitido que alrededor del 60 por ciento de los conductores se empleen en varias de las plataformas activas de taxis por aplicación, dijo, Escobar

Señalo que crear reglas de operación para que el sector opere con "piso parejo" como lo ha anunciado la jefa de Gobierno es loable, de hecho ciudades como Nueva York , San Francisco, San Pablo y ahora la Ciudad de México "han dado pasos de ese sentido por lo que nosotros no nos oponemos".

No obstante los mecanismos para "el piso parejo" requieren avances tecnológicos para evitar procesos burocráticos.

Las reglas son adecuadas, "pero la forma en que se están planteando las herramientas para su aplicación; me refiero a las páginas, el proceso que se tiene que actualizar, es burocrático".

Se trata de un proceso, "en el que cada conductor tendría que esperar 15 días para saber si puede o no estar dentro de una plataforma y esto lo tendría que hacer por cada una de las plataformas en las que se emplea, aunado a ello tendría que hacer pagos por mil 400 pesos por cada plataforma en la que labore", dijo, en entrevista.

Consideró que en ese sentido se hace necesaria una mesa de trabajo con las autoridades donde, "entre todos busquemos no crear más burocracia, sino procesos más eficientes que faciliten la vida del conductor porque al final del día, todo lo que sea tiempo de espera o trámites excesivos representan un costo, porque si un conductor no trabaja va perder los ingresos que normalmente puede ganar".

Sobre la oposición que enfrentan por parte de las organizaciones de taxistas tradicionales, agregó, que la demanda da opciones a todos los servicios de taxis pues al final el mercado ha cambiado "y al usuario le da igual si es un taxi rotulado o si es un coche particular; lo que le importa es saber quien es el conductor y el costo del servicio. Creo que lo que viene para el sector de taxis es una oportunidad muy grande de modernizarse y que los procedimientos que se crearon hace de 20 años para el sector avancen" concluyó.

Fuente: La Jornada