Convierten "tapitas" en ayuda para pacientes oncológicos

Hermosillo, Sonora, 22 de abril de 2019.- En tan sólo seis meses, los alumnos de la escuela secundaria Técnica No. 74, de la colonia Puerta Real de Hermosillo, reunieron 350 mil tapas plásticas y las donaron a la fundación Un Día Especial Fonsi A.C., que apoya a pacientes con cáncer, a través del único albergue cercano al Centro Estatal de Oncología.

El docente José Antonio Cervantes Mada, impulsor de la iniciativa en el centro educativo, dijo que desde el principio la meta fue clara y la suma de esfuerzos permitió alcanzar la cifra esperada.

"Establecí que debíamos reunir mil tapas por alumno, mis alumnos son 350 en el Club de Deportes y en el Club de Convivencia, de manera que satisfactoriamente logramos la meta de 350 mil tapas entregadas para apoyar a pacientes oncológicos", precisó.

El maestro subrayó que fue un proyecto integral porque aborda el tema del reciclaje, desarrolla la responsabilidad social y fortalece el valor de la solidaridad en los estudiantes.

"Alcanzamos la meta, por eso, agradecemos a los alumnos y a sus padres, a organizaciones de la sociedad civil y a empresas que se sumaron en esta labor, todos priorizamos el valor de la solidaridad", agregó.

*Practican la empatía 
El alumno Brandon Alberto Vázquez Herrera manifestó que aprendieron de forma vivencial una gran lección, misma que los impulsa a practicar la empatía como elemento social.

"Esta actividad fue algo muy importante que generó felicidad en todos nosotros. Al principio veíamos difícil alcanzar la meta, pero con la participación de todos lo logramos y aquí estamos entregando las tapas para ayudar a muchas personas", comentó el estudiante.

La presidenta la fundación Un Día Especial Fonsi A.C., Alma Irene Salazar Domínguez, agradeció la tarea desarrollada por la comunidad escolar de la secundaria Técnica No. 74.

"A los pacientes que acuden de los diversos municipios al Centro Estatal de Oncología para recibir tratamiento y no tienen el recurso económico para cubrir hospedaje y alimentación durante su tratamiento en Hermosillo, nosotros en el albergue se los brindamos, en eso se traduce el que nos traigan tapitas", explicó Irene Salazar.

El recurso económico obtenido de la venta de las tapitas a las recicladoras, dijo, es la forma en la que se opera para brindar apoyo; ya son nueve años de labor en el albergue y la participación de las instituciones educativas representa un elemento de suma relevancia para la fundación. 

"Es importante que se sumen más integrantes de la sociedad y más escuelas, así ponemos un granito de arena y damos realce al valor de la solidaridad. Yo le pongo la palomita por este apoyo a la escuela secundaria Técnica No. 74", finalizó la presidenta de la fundación.