Abel Murrieta, no se le ha hecho justicia