Apoya Unison uso del sistema Braille

Hermosillo, Sonora, 4 de enero de 2022. - A pesar de todos los avances en la tecnología que permiten nuevas herramientas a las personas ciegas o de baja visión, el sistema Braille se sigue utilizando como medio de comunicación; incluso, desde el 2019, cada 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille.

Gema Landavazo Domínguez, estudiante de la Licenciatura en Educación, comentó como ella inició su preparación académica con este método de lectoescritura. 

"Yo en lo personal ya no lo utilizo, pero en mis comienzos de vida académica lo utilizaba diario para poder tomar mis apuntes y realizar mis tareas en clase y en casa. Actualmente, se sigue enseñando en las escuelas de educación especial, pero solamente en los primeros grados escolares de los niños y de allí ya se pasa a lo que es la tecnología", aseguró.

Aceptó que la tecnología vino a ayudar a las personas ciegas y de visión escasa a sobrevivir un poco más la vida académica, pero espera que el braille siga vigente y que no se olvide.

"Porque para nosotros las personas ciegas y con baja visión nos facilita lo que es el aprendizaje, nos hace entender un poco mejor las cosas en cuanto a la lectura y en cuanto a nuestra propia escritura, al momento de estudiar, simplemente leer un cuento o una fábula, un relato, lo que sea", argumentó.

Las encargadas de los Centros de Acceso a la Información para personas con Discapacidad Visual, Irma Yolanda Ayala Encinas y Elizabeth Navarro Contreras, expresaron que, en la era digital de alta tecnología, las personas ciegas y con discapacidad visual tienen diferentes opciones efectivas para la comunicación. La tecnología de conversión de texto a voz (utilizada en ordenadores, teléfonos celulares, tabletas) facilitan que puedan acceder al texto de un sitio web o incluso las páginas de un libro.

Sin embargo, mencionaron los beneficios únicos de aprender el sistema Braille y que no los ofrece la tecnología de texto a voz.

"Muchos  defensores de las nuevas tecnologías, que no están de acuerdo sobre la relevancia del  uso y difusión del braille, han llegado a sostener que  este sistema  ya no es necesario para que las personas ciegas lean, aprendan y disfruten de la lectura; sin embargo, el punto más importante en favor del aprendizaje de braille se centra en la alfabetización, una persona con discapacidad visual puede  escuchar audiolibros y software de voz durante horas y horas, pero no le enseñará los fundamentos de la estructura de las oraciones, la puntuación, etcétera", expresaron.

Explicaron que el braille consiste en pequeños puntos dispuestos en varios patrones. Las diferentes combinaciones determinan si se está leyendo una letra, una palabra o número, y así, al aprender braille, también se aprende la puntuación, lo cual es un gran beneficio para el lector, motivo por el cual el aprendizaje de otro idioma, de las matemáticas y de la música solo pueden ser aprendidos a través del sistema Braille. 

Comentaron que además de libros de texto, también se puede encontrar Braille en áreas públicas como son cajeros automáticos, paradas de autobús, aeropuertos, parques, baños y edificios.  
Además, hay la señalización braille de billetes, medicamentos y papeletas para votar. 

Caidiv en la Unison 
Irma Yolanda Ayala Encinas, encargada del Centro de Acceso a la Información para personas con Discapacidad Visual del sistema Institucional Bibliotecario de la Unison, informó que atienden a la población estudiantil con discapacidad visual y ofrecen, entre otros, el servicio de   traducción e impresión al sistema Braille.

"En Caidiv se ha apoyado en impresión y adecuación de material impreso a braille a diversas instituciones y centros educativos de nivel medio y medio-superior, tales como Cobach, Cecytes, escuelas secundarias, y algunas instituciones públicas que se han acercado a solicitar este servicio", explicó.

Los Caidiv se encuentran ubicados en los campus:  Hermosillo, Cajeme, Caborca y Nogales.
El Día Mundial del Braille se instituyó el 4 de enero en conmemoración del nacimiento en 1809 de Louis Braille, profesor francés de invidentes, creador del sistema de escritura que lleva su nombre.

A la edad de diez años ingresó en una institución de enseñanza para ciegos y allí  conoció   dos diferentes métodos de escritura que más tarde perfeccionaría: el  método de  impresión con los caracteres (letras del alfabeto) en relieve para que los ciegos pudiesen leer  táctilmente los libros así impresos y el sistema, utilizando campos de  batalla que consistían en el intercambio de mensajes de noche sin la necesidad de hablarse, disponiendo en una superficie totalmente plana unos doce puntos en relieve, los cuales, combinados representaban diversos sonidos.

Louis Braille sintetizó ambas propuestas y redujo esos doce puntos en solo seis y además creó códigos específicos para diferentes campos del conocimiento.

En 1827, presentó por primera vez su sistema a la comunidad educativa francesa y hasta 1840 se aceptó oficialmente; para 1878 se estableció como el mejor sistema para el tacto y deciden difundirlo en el mundo entero. 

El sistema ideado por Braille permite representar diferentes notaciones: el alfabeto, signos gramaticales, números, notación matemática, física, química, música y, actualmente, el braille informático.