Me considero una mujer depositaria de la larga lucha por la igualdad de género: María Rita Plancarte

Lin Mendivil Alvarado

Un mensaje de agradecimiento, inclusión, compromiso y diálogo con todos los sectores de la comunidad universitaria fue el que compartió hoy la rectora de la Universidad de Sonora, María Rita Plancarte Martínez luego de tomar protesta en el cargo y convertirse en la primera mujer en la historia de esta casa de estudios en asumir dicha responsabilidad a desempeñar del 16 de junio de 2021 al 15 de junio de 2025.

"Este día en el que por primera vez en la historia, nuestra institución otorga su mayor cargo a una mujer, me declaro una mujer orgullosa de serlo, una mujer que se reconoce depositaria de la larga lucha por la igualdad de género, pero también depositaria de la herencia de decenas de mujeres y hombres", destacó la también académica del Departamento de Letras y Lingüística.

En este sentido reconoció el legado de quienes han moldeado su ética de trabajo: sus maestros y maestras, estudiantes y colegas, pues forjaron "en mí la certeza de que la igualdad es un derecho y no una concesión", destacó. También expresó su orgullo y satisfacción por formar parte de una comunidad universitaria formada en el esfuerzo colectivo, solidaria y agradecida, que, con su trabajo, ha forjado el prestigio de la máxima casa de estudios del estado.

"Soy producto de una sociedad de carácter firme y de su más pródiga e insigne institución, nuestra Universidad de Sonora", destacó, y agradeció a la Junta Universitaria por la distinción de otorgarle el nombramiento de rectora de la Universidad de Sonora, así como las muestras de solidaridad que ha recibido en los últimos meses por parte de distintos sectores de la comunidad universitaria.

Plancarte Martínez reconoció el compromiso de los rectores que la han antecedido en el cargo, especialmente al rector saliente, Enrique Fernando Velázquez Contreras, por su dedicación, liderazgo y esfuerzo incansable para mantener los niveles de reconocimiento social de la Universidad de Sonora y hacer de ésta la mejor opción de educación superior pública en el estado, la número uno en el noroeste del país, una de las 15 mejores universidades de México y un referente académico en ascenso a nivel internacional.

Dijo sentirse conmovida, emocionada y honrada de asumir el cargo de rectora de la Universidad de Sonora, responsabilidad en la que cual privilegiará el trato abierto al diálogo, el establecimiento de metas ciertas y brindar atención a todos los sectores de la comunidad universitaria.

"Hoy que rindo protesta en el más alto cargo de nuestra casa de estudios, mi compromiso es –como toda la vida- el de trabajar codo a codo con la comunidad para asegurar que la universidad de los sonorenses siga siendo su mayor orgullo, en virtud de su altos niveles de calidad en docencia en licenciatura y posgrado, en investigación científica, social y humanística, así como en la difusión de la ciencia, el arte y la cultura", destacó.

"He aceptado el cargo con humildad, pero también con la audacia necesaria para cumplir con un deber que nadie me impuso, que yo escogí libremente, sin presiones, sintiéndome capaz de encabezar un proyecto de consolidación institucional y de ajustes de la estructura universitaria para detonar nuestro potencial y responder exitosamente a las nuevas realidades que nos plantea el entorno", enfatizo la también integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel I.

María Rita Plancarte Martínez reconoció que le espera una ardua labor, y manifestó su compromiso de formar una propuesta diversa, incluyente, respetuosa y participativa, que permita establecer puentes y fortalecer la colaboración entre individuos, colectivos, instituciones de la región, entidades locales y extranjeras.

"Consolidar el esfuerzo que se ha realizado durante más de 78 años en nuestra máxima casa de estudios no es cosa menor, lo sé bien, pero también sé que juntos, trabajando en equipo, podemos asegurar el crecimiento, fortalecimiento y continuidad del prestigio de la Universidad de Sonora", añadió.

Apuntó que uno de los retos inmediatos es el de una prologada contingencia sanitaria y ello implica momentos decisivos para el futuro, contexto que sin duda llevará a esta casa de estudios a cambios en el quehacer y en la organización institucional, los cuales son impostergables.

Se trata de un reto que "acepto cabalmente como sonorense, como universitaria, y les invito a sumar nuestros esfuerzos para estar, como siempre lo hemos hecho, a la altura de las circunstancias históricas", subrayó, pues la construcción de la visión de futuro para la Universidad requiere de la participación de todos los sectores que la conforman, y que la "diversidad de pensamiento que nos define como comunidad sea el sustento de decisiones consensuadas y legitimadas en los espacios de gobernabilidad", recalcó.

Reveló que para conformar su Plan de Desarrollo Institucional (PDI) para el período 2021-2025, lo hará a partir de consensos con los actores de la vida universitaria, a fin de crear las condiciones que le permitan sostener el trayecto y la ruta de crecimiento que hasta el momento lleva la Universidad de Sonora.

"Confío en que podamos prestar más atención a lo que nos une que a lo que nos separa, para ello ofrezco trabajo, esfuerzo y una fe inquebrantable en el vigor de nuestra universidad. Llego con todas mis limitaciones como ser humano, pero dispuesta a entregar lo que soy y lo que he sido, lo que formó y conformó mi vida hasta hoy. Todo eso, que es poco frente a la noble institución que nos da vida y sentido, es lo que pongo al servicio de la Universidad, mirando de frente, hablando claro", puntualizó la primera rectora de la máxima casa de estudios de le entidad.