Cuando menos ya empezamos…