El futuro del ISAP

El futuro del ISAP

 

SUENA MUY INTERESANTE lo que ocurrirá este viernes en el Instituto Sonorense de Administración Pública. Solo como detalle, hay quienes creen que es una dependencia de gobierno descentralizada y no es así. Es una Asociación Civil sin fines de lucro que cuenta con ocho empleados fijos, una buena cantidad de maestros y más de 120 asociados manejados por un consejo que cuenta con diversas responsabilidades entre ellas el cuidar la transparencia financiera mediante un informe que se les debe presentar cada seis meses.

 No hemos conocido escándalo sobre su situación financiera, al contrario allá por el 2013 el instituto estuvo a punto de desaparecer al contar únicamente con 22 estudiantes. Eran tiempos de Guillermo Padrés como gobernador.

En lo particular estudié el doctorado de administración pública generación 2009-2012 y como Alma Máter me interesó el tema.

En noviembre del 2013 cambian de titulares en el ISAP y entró el ingeniero Alberto Haaz Díaz a quien el consejo llamó y nombró presidente de dicha Asociación Civil. La propuesta que le dieron era liquidar y disolver el instituto por la precaria situación económica que se vivía.

Omar Guerrero Orozco, doctorado honoris causa de la Unison y un renombrado gurú de la administración pública, dijo el pasado noviembre que el INAP (Instituto Nacional de Administración Pública al que están afiliados en todos los estados instituciones como el ISAP) dijo que el instituto nacional estaba en precaria situación y que lo mismo ocurría en otras entidades donde por cierto y según tengo entendido, en algunas ya han desparecido este tipo de asociaciones civiles.

Pasó el 2013 y Haaz, en lugar de liquidar la asociación como estaba proyectado, solicitó la oportunidad que le fue concedida y presentó un proyecto de largo plazo.  

De hecho, la competencia más fuerte que tuvo el ISAP en la época padrecista fueron dos organismos, el Centro de Capacitación del Gobierno del Estado que en aquel entonces dirigió el sacerdote Tomás Herrera y el Instituto de Estudios Políticos del Estado de Sonora –IPOES-- con las mismas características pero dentro del PAN, mismo que empezó a recibir los millones de pesos que se aportaba al ISAP como subsidio por parte del gobierno para la profesionalización de sus diferentes bandos burocráticos.

De hecho, el doctorado en Administración Pública en la que estuve,  fue la primera y la última que se desarrolló en convenio con el Instituto de Administración Pública de Veracruz. Al año siguiente –en ese 2013--, el IAP veracruzano le quitó su apoyo por falta de pagos y se cerraron las inscripciones para ese posgrado que es la cereza en el pastel de cualquier IAP en los estados.

En la época de Guillermo Padrés les quisieron quitar el edificio para rentarlo y colocar esa esquina donde están actualmente,  en un restaurante de comida mexicana. Pero hicieron valer el comodato a 99 años que existe. El acta constitutiva del ISAP es de 1990. https://bit.ly/38zzWDt

En el primer período de Haaz, de 20013-2016, empezó a estabilizarse el instituto pero aún la espada de Damocles estaba presente. Se implementaron nuevas ofertas educativas entre las cuales sobresalió  la maestría en salud que años después se elevó a doctorado. En esa etapa tan crítica este posgrado empezó a funcionar de tal manera que el eje que lo impulsó fue el doctor Ricardo Espinoza Castro a quien mucho le debe el ISAP y quien por cierto terminó el doctorado en dicho instituto y a su vez una licenciatura en derecho en otra universidad. Hoy es asociado de la AC.

El ISAP se alejó de su posible desaparición.

Llega el período 2016-2019, y se implementan nuevas ofertas relacionadas con temas de gobierno abierto, perspectiva de género, desarrollo sustentable, gestión para resultados, derechos humanos, temas inexistentes en los antiguos planes de estudio.

Incluso se recuperó la existencia del doctorado en Administración Pública y se hizo a un lado el IAP de Veracruz y lo que nunca, se abrieron tres subsedes ubicadas en Nogales, San Luis Río Colorado y Ciudad Obregón y la matricula se elevó a más de 600 estudiantes de posgrado con docentes de altísima calidad y que actualmente cursan sus estudios.

Como recordatorio,  de aquellos tiempos insanos a la fecha han egresado poco más de 500 estudiantes de maestrías y doctorados al día de hoy de los 22 estudiantes que llegó a tener.

Todo este avance en el ISAP acarreó a su vez una clara competencia, que es sana, como la desarrollada en el Departamento de Administración Pública de la Unison, donde uno de sus principales promotores es el maestro Armando Andrade, quien por cierto y no sé la causa, se la lleva en Palacio de Gobierno.

Dicho sea de paso, hubo quienes realizaban congresos inter universitarios utilizando al ISAP como plataforma  pero que le eran incosteables, razón por la cual el Instituto, en uno de sus controles internos de carácter financiero, tomó la decisión de cancelarlos pues lo desangraban. Sólo como detalle entre el orden que se impuso.

Así tenemos que entre los egresados del ISAP se cuentan personajes importantes de la política actual –diputados, secretarios, subsecretarios, directores generales, directores de área, sub directores y muchos funcionarios  especializándose en asuntos públicos y de gobierno con miras a una mejor profesionalización--, como es el secretario, Miguel Ernesto Pompa Corella por poner un botón de muestra, así como otros de diferentes partidos tanto del PAN, PRI y Morena, entre muchos.

¿Qué sigue para el ISAP?

En este tercer período que se avecina –2020-2022--, lo que se busca es expandir y consolidar al ISAP con base al proyecto de desarrollo concebido por Haaz y su equipo.

 Ello conlleva ampliar la cobertura del Instituto para que alcance un ámbito nacional con la nueva Especialidad de Auditoría de Desempeño, así como diplomados y cursos sobre diversos temas de actualidad de la gestión pública en lo cual se lleva un avance considerable sobre todo y como extra apoyado y promocionado por un sub secretario de educación pública federal quien será maestro de este posgrado que se manejará vía internet.

Asimismo se busca la implementación del programa para la formación y desarrollo de competencias profesionales para servidores públicos con base a estándares para puestos operativos y directivos con enfoque para el ámbito estatal y de los municipios de Sonora incluyendo  la certificación de competencias para el desempeño de puestos de contraloría, entre otros.

Claro, esto último será posible siempre y cuando los ciento y veintitantos asociados en esta primera elección –pues nunca antes ha habido una--, definan si Haaz cumplirá con su proyecto impulsado desde hace tantos años.

Eso lo veremos en la elección de este viernes 24 a las 4:30 de la tarde, donde habrá una urna en el salón Pitic del hotel Colonial y se definirá si ese futuro es factible o no. Habrá que esperar, el lunes le digo.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director general de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com  

Twitter: @Archivoconfiden   

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304 

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota