¿Emancipación del PRI Sonora?

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 13 de diciembre de 2019

 

¿Emancipación del PRI Sonora?

 

*Separación del gobierno estatal, no rompimiento

*Ahora sí ¿más revolucionario y menos institucional?

*El Borrego por la gubernatura y el Pato al Congreso

 

Cuando la gobernadora Claudia Pavlovich dijo que no habría candidato oficial, entiéndase imposición del gobernante en turno cuando no hay Presidente de la República del mismo partido, muchos lo consideraron un discurso natural de una figura política tradicional. Posteriormente, ante los periodistas del Grupo Compacto, afirmó que ella no caería en la ambición de querer dejar gobernante, que la decisión era de los priistas.

 

Antes, había comentado, que los buenos resultados de un gobierno no se trasladan al ánimo del electorado para convertirse en votos a favor del candidato de su partido, en cambio, los malos resultados si afectan negativamente a la hora de la elección. Esto, que ha dicho la gobernadora, es totalmente cierto, y ejemplos que lo demuestran hay muchos.

 

Evidentemente su referencia era en relación a su gobierno, y en particular a su imagen personal que se ha mantenido en aprobatorios niveles de aceptación y confianza del ciudadano en los más de cuatro años que lleva al frente de la administración pública del estado.

 

Recientemente, hubo algunos señalamientos muy severos a la dirigencia estatal del PRI, reclamándole, los presidentes de los comités municipales, la falta de apoyos económicos a dichos comités, incluso se habló del abandono y poco interés en reestructurarlos, a pesar de que muchos de ellos ya habían cumplido el periodo que marca el estatuto tricolor.

 

Muchos priistas vieron esto como falta de interés de la líder natural de ese partido, y otros hasta lo consideraban como una entrega anticipada del poder gubernamental al partido oficial que gobierna el país, MORENA.

 

Pero con el paso de los meses, estamos viendo algo que hace no mucho tiempo podría ser algo inaceptable, nada creíble: la emancipación del PRI, es decir una separación del gobierno del estado, sin que esto sea un rompimiento. En política separarse no es romper, es autonomía, libertad, independencia.

 

Y ¿por qué lo digo? Pues porque estoy viendo un PRI que, bajo la dirigencia de Ernesto de Lucas, está tomando decisiones y elaborando proyectos sin la línea de Palacio, y sí con consensos de los grupos tricolores representativos en la entidad. El natural brazo ejecutor del gobierno en turno, el secretario de gobierno, no lo miro en las decisiones del PRI.

 

En enero, se inicia la reestructuración de los comités municipales del PRI, entre ellos los más importantes, por el número de electores que representan, como Hermosillo y Cajeme, y en todos los casos se analizan perfiles con liderazgo, sin cargas negativas y bien vistos por la militancia y la ciudadanía en general.

 

Hace una semana, Ernesto de Lucas dio posesión a Oscar Millán como secretario de elecciones y a Martín Felipe Valenzuela Rivera como secretario de organización del comité estatal, dos cargos de suma importancia en la operatividad de un partido político. Ambos son posiciones y decisiones del propio presidente del PRI. De nadie más, lo que exhibe un total control del partido, y autonomía.

 

De Lucas lleva meses auscultando entre la militancia y grupos municipales priistas respecto a cuáles serían los cuadros idóneos para dirigir al PRI en cada uno de los 72 municipios de la entidad. Ya tiene nombres, por ejemplo para Hermosillo aparecen Carlos "El Bebo" Rodríguez, Edmundo Campa "El Campita" y la líder de los trabajadores agrícolas, Iris Sánchez, entre otros.

 

Algunos pensarán que el problema de fondo es el de los recursos económicos, por la costumbre de los partidos en el poder, siempre ha sido así, de ser financiados por el gobierno, aunque digan lo contrario. Esto al parecer se acabó en Sonora. Sin embargo, no será un impedimento para Ernesto de Lucas, quien tiene la capacidad para ingeniársela y hacer un PRI activo "más revolucionario que institucional", como lo ha manifestado desde el primer día que asumió la dirigencia estatal del tricolor en Sonora.

 

El PRI Sonora, en mi percepción, ahora marchará con su propia estrategia y sus propios recursos; Ernesto de Lucas se afianza como dirigente, y su objetivo, al menos el que muchos veían, ya no será buscar la presidencia municipal de Hermosillo, lo veo más bien en la permanencia de presidente del PRI para desde ahí conducir las campañas en el 2021, donde la más importante es la de Gobernador, cuyo candidato se perfila, sin adversario a la vista, Ernesto Gándara Camou, el popular "Borrego". Y al "Pato" De Lucas, tal vez después lo miremos en el Congreso local, llegando por la vía plurinominal, y coordinando a la fracción parlamentaria del tricolor.

 

La tarea del PRI no es fácil, porque no obstante tener una estructura más sólida que los demás institutos políticos, al día de hoy sigue siendo MORENA, como partido, quien lleva la delantera en las preferencias, según encuestas publicadas. Desde luego que esta preferencia puede cambiar, sobre todo por las deficientes administraciones municipales en manos del partido oficial (MORENA) que ha originado gran inconformidad en los ciudadanos,

 

Reestructurar el PRI en la entidad, es el primer paso que debe dar la dirigencia, porque a partir de ahí viene la selección de candidatos a los distintos cargos de elección que estarán en juego en el 2020 (ayuntamientos, diputaciones locales, federales y la gubernatura).

 

El PRI ya tiene su prospecto para la gubernatura, Ernesto Gándara, pero tiene que buscar los mejores perfiles para los demás cargos, candidatos altamente competitivos con buena imagen no únicamente en la militancia tricolor sino en la sociedad en general.

 

La tarea del PRI no es nada fácil, pero tampoco es imposible, pueden retener la gubernatura y recuperar alcaldías y curules en el congreso local y en la Cámara de Diputados. Todo dependerá de su actuación en los siguientes 18 meses, de su capacidad para seleccionar a los mejores candidatos y de su campaña que deberá estar ligada a la ciudadanía en general, a sus causas, a sus demandas.

 

Twitter: @kioscomayor