Alfonso Durazo debe renunciar

Vertiente octubre 16 2019.

Alfonso Durazo debe renunciar.- Mientras presentaba sus estrategias teóricas para contener la criminalidad, asesinaban en Aguilillas, Michoacán, a 14 policías.- ¿Cómo podría aspirar a gobernar Sonora, alguien sin carácter para hablarle de frente a AMLO, y decirle que no funciona el plan de "abrazos no balazos"?

Bernardo Elenes Habas

Los hechos dramáticos que enfrenta un país, son determinantes en su desarrollo social. Así ha sucedido siempre.
Esa realidad irrefutable que viene presentándose y creciendo en México, acaba de hundir de un solo golpe, las ambiciones de total dominio político que proyecta en el futuro inmediato el presidente Andrés Manuel López Obrador, donde prevé sumar al estado de Sonora a su Cuarta Transformación, a partir del proceso electoral que se vivirá en 2021.
Y es que su secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, aspira a conducir los destinos del terruño.
AMLO, Morena y Alfonso Durazo Montaño, han venido construyendo con la ingeniería del triunfalismo y las matemáticas de las conveniencias, el plan deslumbrante encaminado a convertir en gobernador de Sonora al oriundo de Bavispe, en el sexenio 2021-2027.
Y, así, enganchar a una entidad importante, cuna de la Revolución de 1910, a la causa de la 4T, con la pretendida visión de largo plazo de la aplicación de una doctrina que no es de izquierda, sino que desborda en un experimento híbrido, sustentado en el absolutismo.
Apenas presentaba Alfonso Durazo el lunes anterior las estrategias, su fondo y forma, para contener la criminalidad en el país (atendiendo el compromiso hecho por AMLO en abril pasado, de que en seis meses tendría ese plan), en Michoacán, integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación emboscaban una caravana de agentes policiacos que se dirigían a la comunidad de Aguilillas, asesinando a 14 elementos e hiriendo a varios.
Los hechos abominables que conmovieron al país, reprobaban con su desbordamiento, la sesuda exposición teórica que el secretario de Seguridad Federal exponía jubiloso en las "mañaneras" del Presidente.
Esto deja claro que la pacificación de México, constituido en uno de los enunciados principales del Mandatario a través de la SSPC, con el respaldo de la recién creada Guardia Nacional, no está funcionando ni lo hará por la vía de la persuasión y la cordura, bajo la frase infantil de "abrazos no balazos", misma que fue devorada ya por el fuego despiadado de la violencia, lo que obliga a diseños nuevos y estrategias realistas, más allá de la quimérica "República Amorosa".
Por lo pronto, ante el incumplimiento de Durazo, en el sentido de que no logra ni logrará que las familias vivan tranquilas, sin que la barbarie las aceche en los caminos de la patria, no podría aspirar a solicitar a los sonorenses un voto de confianza buscando gobernarlos, porque nadie creería en alguien proveniente de la sumisión y del fracaso (es incapaz de contradecir a AMLO, aun teniendo la verdad en sus manos), para que administrara las bondades y la nobleza de una entidad de trabajo, hoy por hoy, amenazada por la violencia.
Creo que Durazo debe renunciar, ya.
Le saludo, lector.