¿Alejandro Esquer tiene el apoyo de AMLO?

Vertiente agosto 19 2019.

¿Alejandro Esquer tiene el apoyo de AMLO?.- Si los partidos de oposición en Sonora, especialmente el PRI, no reaccionan de fondo y forma, la Entidad será para la 4T, a pesar de que la marca Morena se convierta en punto muerto

Bernardo Elenes Habas

Sin Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del  2021, la marca Morena podría convertirse en punto muerto.
Ese Movimiento se ha ido desgastando muy rápidamente, sin lograr consolidarse como el partido del que debiera emerger la alta responsabilidad que el voto mayoritario le confirió para gobernar un país, varios estados y municipios.
Hoy mismo, es evidente cómo al lanzar Morena la convocatoria para renovar dirigencia nacional, el documento es cuestionado por sus mismos militantes, incluso consejeros, calificándolo de "trampa" y "burla", como lo hizo Alejandro Rojas, señalando a la actual líder Yeidckol Polevnski, como artífice de manipulación.
Es verdad que el fenómeno asombroso del 1 de junio de 2018 cambió el mapa político-electoral del país. Pero también es cierto que a Morena, a sus líderes, no se les vio avance consistente y unidad solidaria para definir la construcción de una nueva forma de hacer política, aportando junto con la urgente definición ideológica (hoy por hoy híbrida) acciones a favor de la Cuarta Transformación, como lo deseaba y lo continúa deseando con urgencia AMLO.
Las anteriores premisas dejan percibir que López Obrador no confía -hasta ahora- en Morena, como instrumento capaz de preparar y poner en marcha los procesos electorales claves del 2021, que, ciertamente, se convertirán en prueba de fuego para la estructura de gobierno, considerando que AMLO ya no estará en las boletas para provocar un sacudimiento sísmico, aunque se cuente con el voto adquirido a través de programas sociales permanentes.
Tal vez por eso se vuelve notorio que el Presidente comience a meter las manos, para provocar reacciones con miras al 2021.
Esto se percibe ya en Sonora. Entidad que le interesa porque se trata de un bastión político rebelde que cuenta con potencial productivo y el elemento agua, sobre todo en la región sur, que podría convertirse en el laboratorio desde donde emerja el proyecto prometido de autosuficiencia alimentaria.
En ese sentido, se presume que AMLO ha sopesado que Alfonso Durazo podría no ser el personaje ideal para lograr la gubernatura, debido a que sufrirá un fuerte desgaste en el combate al crimen organizado, donde no funcionará la concepción romántica para enfrentarlo de "abrazos, no balazos", de tal manera que la suerte del de Bavispe estaría prácticamente echada, situación que lo obligaría a ver el principio y final de la estrategia encaminada a pacificar el país.
Además, la pacificación se antoja –desgraciadamente- lejana, aunque se involucre a la Guardia Nacional.
No debe dejar de reconocerse que las redes del narcotráfico, han sido hasta ahora, más poderosas que las estrategias de un Presidente que sustenta la eficiencia de su gobierno (él mismo ha hecho esta radiografía de los valores de un funcionario) en servidores públicos con un 99 por ciento de honradez, y 1 por ciento de capacidad. Cuando, en realidad se requiere el 100 por ciento de capacidad y 100 por ciento de honradez, como lo hiciera el Benemérito Juárez en tiempos de la Reforma, rodeándose de las inteligencias más brillantes de México.
Lo anterior, pues, conduce a deducir que en Sonora, Morena por sus deficiencias como organismo político y su falta de visión de futuro desde el contexto histórico para impulsar ya una doctrina social congruente, no podría incluir a la Entidad en su mapa político en el 2021.
Claro que para llegar a estas circunstancias, tendrían que darse condiciones muy específicas en la estructura de partidos de oposición, principalmente el PRI; instituto que si no acierta a unificarse y romper con el tutelaje del nuevo dirigente nacional Alejandro Moreno y su camarilla, no logrará reflejar en los hechos el verdadero sentir de los sonorenses.
De lo contrario, en el terruño podría comenzar a visualizarse desde ahora, que el próximo gobernador quizás lleve el nombre de Alejandro Esquer Verdugo, del Plano Oriente, viejo barrio de Cajeme, no obstante la ineficiencia de Morena, que sería remplazada por el voluntarismo de AMLO.
Le saludo, lector.