La importancia de los abogados en la 4T

La importancia de los abogados en la 4T

EN 1917, luego del triunfo de la revolución rusa, la primera acción que realizó Lenin una vez en el poder fue quitarse de encima a quienes consideraba enemigos del pueblo y la primera, de varias matazones que acarreó cientos de miles de víctimas, fueron los abogados. Los encarceló a todos y los mató en estadios. A todos, no dejó ni para semilla.

Claro que también colaron sacerdotes, periodistas y un largo etcétera, pero los primeros, primeros que colaron, fueron los abogados.

¿Por qué lo hizo Lenin?

Lo mejor que le puede pasar a un dictador es tener un pueblo analfabeta de las leyes y hacer lo que le pegue en gana aduciendo una transformación del país.

Actualmente no es factible asesinarlos, pero si maniatarlos en base a cambios de ministros en la Suprema Corte de Justicia, tal y como lo hizo AMLO, Chávez y ahora Maduro en Venezuela, Perú y otros tantos. Dictaduras, de derecha o izquierda, no dejan de ser dictaduras y tener el poder judicial de su lado es una estrategia muy vieja.

Esta izquierda que se apoderó del país está constituida por gente ya desgastada, ubicada entre los 55 y 70 años o más. Sin la fortaleza ideológica que da la juventud.

Por eso andan batallando para llenar tantos puestos de gobierno. Hasta en Sonora pues los rojos optaron por la estratregia de encasillarse en la filosofía y sí, la Universidad de Sonora fue un semillero de izquierdistas filósofos pues se dedicaron al adoctrinamiento a la espera de llegar al poder.

Pero los perfiles de la gente que necesitan para ocupar tanto cargo, no casan con la necesidad que tienen de ingenieros, arquitectos, médicos y demás profesionistas ad hoc a su ideología de izquierda.

Hay un lapso de unos treinta años en los que se perdieron, se desfocalizaron y hoy tienen el grave problema de que no cuentan en México con el poder del control que requieren. Y si están haciendo su lucha, colocando a sus hijos y demás parientes, pero no les alcanza, son miles de cargos.

De hecho, una guerra sintética –aquella donde asesinando a los dirigentes se acaba el sistema--, simplemente no es necesario. Andrés Manuel tiene 65 años de edad, Porfirio Muñoz Ledo cuenta con 86, el hijo de Tata Lázaro tiene 85, y así por el estilo. Y son los estrategas de esa izquierda. Hay más que pueden sustentar esta nueva modalidad de izquierda, pero insisto, les faltará más vida. Llegaron tarde.

¿Ahora se explica la causa por la cual AMLO está destruyendo las instituciones del país alegando lo de la 4T?

Por eso les urge ideologizar a esta generación con sus ideas de nuevos héroes como el Che Guevara –ufa--, o Fidel Castro que ahora vendrán en los libros de texto gratuito como los adalides a quienes se deben de imitar.

Pero insisto, no les va a alcanzar el tiempo y para generaciones mochas, ya tenemos muchas.

Y en ese afán de control se avecinan nuevas leyes que buscarán limitar el uso del internet, la libertad de asociación de las personas o esas nuevas leyes del garrote como la de Tabasco donde no estará permitido que protesten contra las obras que construya el gobierno.

Pero regresemos con los abogados.

No tienen gente –y mucho menos abogados--, para sustituir a los jueces. Hicieron una limpia en el poder judicial federal y corrieron a muchos, desenmascararon corruptelas, nepotismos, corrupciones y aún así, no lograron llenar esos espacios que abrieron.

Veamos ejemplos.

En el caso del Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, un hombre de 40 años de edad que resultó ser sobrino de una enemiga política de Rosario Robles como lo es Dolores Padierna, en un asunto que tomará mucho revuelo, también lleva el caso de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, acusado de asociación delictuosa y cohecho, en relación con el caso Odebrecht. ¿Coincidencia?, por supuesto que no.

La 4T, insisto, no tiene muchos jueces. Ya quisiera, pero de momento no.

En este arrión de consideraciones, ya se ha de imaginar el coraje que traen en contra de aquellos jueces que poco a poco echaron a pique la construcción del aeropuerto de Santa Lucía de tal forma que AMLO los tachó de sabotaje legal y dijo que para finales de este mes estará lista una de sus peticiones que es la presentación del estudio de impacto ambiental. Quién sabe si cumpla.

Por lo pronto el aeropuerto Santa Lucía está bocabajeado. https://bit.ly/2MiYtpx

Y esta noticia con seguridad es la principal de todos los medios.

¿Me explico ahora cuando señalo la importancia de los abogados?

Son una luz en el túnel.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota