La nobleza de campamentos de verano

Vertiente agosto 14 2019.

La nobleza de campamentos de verano.- Crónicas para la historia (No. 95).- El Centro Comunitario Cuauhtémoc Cárdenas, a cargo de Javier Osorio, cumplió importante misión con niños de colonias del sur de Ciudad Obregón.- Labor de convivencia, para sembrar valores en bien de las nuevas generaciones

Bernardo Elenes Habas.

Una nueva forma de atender a la niñez, durante la temporada de vacaciones escolares, la constituye el funcionamiento de campamentos de verano.
Desde hace algunos años a la fecha, los gobiernos municipales, organizaciones educativas, deportivas y culturales, promueven en Cajeme, estos programas de convivencia y socialización, donde, además del personal de los centros e instituciones, participan en forma directa los padres de familia.
El Centro Comunitario Cuauhtémoc Cárdenas del DIF, bajo la dirección de Javier Osorio, es ejemplo de esta noble labor, porque está enclavado en el  sector sur de la ciudad donde confluyen varias colonias populares con densa población.
En ese espacio, normalmente se llevan a cabo actividades diversas. Cursos de manualidades y talleres de oficios artesanales. Conferencias, campaña permanente contra adicciones y conductas antisociales. Todo ello con la colaboración del personal adscrito al Centro, y educadores, maestros, colaboradores, dirigidas principalmente a madres, adultos mayores, jóvenes y niños, teniendo como objetivo que la integridad sana del tejido social prevalezca para bien colectivo, y esencialmente para el bienestar de las familias.
Aportar voluntad y vocación de esta magnitud, en el seno de una sociedad que vive la incertidumbre de la violencia, la desintegración familiar, las dolorosas evidencias del desvío de niños y jóvenes hacia los senderos tormentosos de las drogas y la delincuencia, es, indudablemente, un esfuerzo que rinde frutos en el seno mismo de la sociedad, porque los niños que viven su maravillosa etapa formativa, encuentran ejemplos imborrables de conductas positivas. Descubren que son importantes en el contexto social y humano, de tal manera que, al paso de los años, siguiendo con sencillez el camino de la dignidad y la limpieza espiritual, encontrarán que construir, en lo material y en lo anímico, conlleva a ser buenos ciudadanos y a forjar mejores familias y una mejor sociedad, justa e igualitaria.
Afirmando Valores
Recientemente, del 26 de julio al 2 de agosto, el Centro Comunitario Cuauhtémoc Cárdenas, llevó a cabo su campamento de verano "Afirmando Valores 2019", poniéndolo en marcha la señora Margarita Vélez de Mariscal, presidenta del voluntariado DIF-Cajeme.
Siete días de intensas y constructivas actividades reafirmaron el valor social de ese espacio popular. En el programa general se realizaron pláticas, conferencias y cursos en torno a Prevención sobre el comportamiento de adicción a las drogas; Acciones preventivas y apoyo en caso de incendios; cursos de manualidades, deportes coreografías y rondas y cantos infantiles; incluyendo en el programa la presentación de la motivadora canción "Vivir sin violencia", a cargo de Benito Rojas Taizán.
Las pláticas y orientaciones estuvieron a cargo de Jorge Claverías, elemento de Seguridad Pública, personal del Departamento de Bomberos, Instituto de Investigación y Planeación Urbana (IMIP), personal del CADI No. 1, e integrantes del Centro Comunitario que coordina el licenciado Osorio.
El trabajo fue arduo, pero gratificante, señalaron quienes son parte del Centro Comunitario y hacen fuerza común con Javier Osorio. Porque además de los juegos, rondas y cantos infantiles, práctica de deportes, iniciación al dibujo creativo y a la pintura, había que cumplir con una labor sagrada y sensible: alimentar a los niños. Convivir en la mesa con ellos compartiendo la sal, el pan, el agua y las ideas. Y ahí estaba Javier, atento y receptivo, dándole dimensión a su formación social y humana, su disposición de servidor público y como integrante de una comunidad a la que ha servido y seguirá haciéndolo.
Dentro del trazado de actividades fuera de las instalaciones del Centro Comunitario, el personal a cargo condujo a los niños –más de cien- a visitar el callejón República de Haití, donde cobran vida los valores de la Inclusión y pasajes llenos de magia de la novela El Principito, de Antoine de Saint-Exúpery. Asimismo, fueron trasladados a disfrutar de los juegos del Parque Infantil Ostimuri, como un reconocimiento de la Primera Dama, Margarita Vélez de Mariscal.
La clausura del Campamento estuvo a cargo del secretario de Desarrollo Social, Fausto Flores Guerrero, acompañado de la regidora de Morena, Carmina Islas; profesor Manuel Esquer y el licenciado Hernán Terminel Apodaca, director de la Procuraduría del Menor y la Familia.