Cananea ¿a mano alzada?

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

 

Lunes 29 de julio de 2019

 

 

Cananea ¿a mano alzada?

 

 

Estos sindicatos caerán como el muro de Berlín: Esperanza Aguirre (política española).

 

En Cananea estará puesta la atención este martes 30 de julio, ya que a las 10 de la mañana el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (sindicato minero) de Napoleón Gómez Urrutia, estará celebrando el Foro Nacional Minero en el Cine Teatro Casa del Minero, edificio contiguo a la sede de la sección 65 del mismo gremio sindical.

 

Estarán presentes representaciones de las secciones mineras de Michoacán, Hidalgo y San Luis Potosí, además de las de varias minas sonorenses, y un importante contingente de los sindicalizados estadounidenses conocidos como Steel Workers. Los organizadores calculan una asistencia de al menos tres mil obreros.

 

La agenda del congreso en sí no se conoce públicamente, pero el evento posterior es el que llama la atención porque enciende las luces amarillas: se planea la toma de las instalaciones de la mina Buena Vista del Cobre, perteneciente al Grupo México de Germán Larrea Mota Velasco.

 

Aquí es importante destacar varios puntos:

 

Primero, la sección 65 del sindicato minero de Gómez Urrutia no ostenta la caratula del contrato colectivo de trabajo de los mineros en activo al interior de la mina. Ese contrato lo tiene la Confederación de Trabajadores de México (CTM), con la representación de la sección 08 bajo el liderazgo de Fabián Elías y Javier Villarreal Gámez.

 

Si la sección 65 del sindicato del senador Gómez Urrutia toma las instalaciones como tiene anunciado, estará cometiendo una ilegalidad en todos los sentidos.

 

Segundo, ya Javier Villarreal Gámez emitió un comunicado en el que advierte que no se le permitirá a la otrora poderosa sección 65 afectar la fuente de ingreso y trabajo de los agremiados cetemistas. El grupo que conforma el sindicato minero del senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, con representaciones de varios estados y sindicatos como el de los Steel Workers, se antoja más como un grupo de choque que lo único que garantiza en Cananea son connatos de violencia que, en el pasado, han resultado en tragedias.

 

Tercero, la asistencia del senador arriba mencionado no está confirmada, pero grupos opositores a él ya declaran que lo estarán esperando para enfrentarlo tal cual y sucedió en el 2006 en Pasta de Conchos, solo que en Cananea el reclamo será por el ya multi citado y explicado tema de los 55 millones de dólares.

 

Cuarto, el tema de fondo es la medición de poder entre Gómez Urrutia, y el también senador por el PRI y líder de la CTM a nivel nacional, Carlos Humberto Aceves del Olmo, quien ya se enfrentó duramente a otra vaca sagrada del PRI, Víctor Flores, líder del sindicato ferrocarrilero por el control del Congreso del Trabajo (CT). A Víctor Flores se le asocia con Pedro Haces, líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), quien se ostenta como protegido del presidente López Obrador. Esta CATEM compite airadamente en los grupos políticos de Morena contra la recientemente creada Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), y cuya primer presidencia ya ostenta Napoleón Gómez Urrutia.

 

¿Le va entendiendo al entramado político/sindical?

 

La CTM, el sindicato minero, la CATEM, la CIT, y otras agrupaciones sindicales de menor jerarquía pero apegadas a cualquiera de las primeras dictadas, buscan el contrato colectivo de trabajo frente a Grupo México, en Cananea. Pero el sindicato minero de Gómez Urrutia busca algo más que eso: quiere la concesión de la explotación de la mina Buena Vista del Cobre en Cananea, y la de Metalúrgica del Cobre, en Nacozari (en poder también de la CTM).

 

El interés no es menor. Ganar solo la titularidad del contrato en ambas minas representa miles de millones de pesos, conociendo y sin necesidad de explicar, la forma en la que los sindicatos se ven favorecidos con las representaciones laborales de los trabajadores.

 

Por eso es importante lo que suceda este martes 30 de julio en Cananea, en juego está la estabilidad laboral de más de 3 mil 700 trabajadores de ambas minas. En juego también la paz social en ambos municipios ya que, históricamente, los conflictos sindicales han sido desastrosos para todos. Pero también en juego la gobernabilidad del estado, ya que la escalada de este conflicto incluye manifestaciones, cierre de carreteras y toma de edificios públicos.

 

Sin embargo, el riesgo mayor es el empresarial. La mayoría opina que la concesión no se le retirara a Grupo México, por lo que como empresa transnacional representa, aunque si se endurecerían las reglas de operación y explotación para ella. Pero, si al presidente se le ocurre, llamar a una votación a mano alzada respecto a si se saca a GM de Sonora o no, podría cambiar el curso de la historia y del conflicto. Habrá que esperar a ver lo que suceda el próximo 02 de septiembre, fecha programada para la siguiente visita presidencial a este estado.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16