Guaymas sin timón

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 26 de julio de 2019

 

Guaymas sin timón

 

*Gobierno sin jefe de policía ni contralor

*Y la alcaldesa Sara Valle, de vacaciones

*Hace 20 años fue revocada de su cargo

 

Hace poco más 20 años, Sara Valle Dessens, dejó la presidencia municipal de Guaymas, luego de que el Congreso del Estado revocara su mandato. 19 años después, en 2018, busca de nuevo la alcaldía del puerto y la gana. Y a menos de un año de su gobierno, su administración presenta una severa crisis política que se transforma en social con un alto índice de inseguridad y abandono de los servicios básicos.

 

Hasta el día de ayer, el gobierno municipal de Guaymas sigue sin jefe de la policía y sin contralor, mientras que la alcaldesa no se veía ni en sus oficinas ni en ninguna parte de su municipio. Los rumores corrieron fuertes en el puerto de una posible solicitud de licencia al cargo. Sin embargo, por la tarde de ayer jueves, se supo está de vacaciones y lo había confirmado ella misma, vía telefónica, a una reportera.

 

Desde el inicio de su administración, Sara Valle, del PT, ha tenido problemas por imponer a familiares y amigos en puestos de primer nivel, lo cual es a todas luces una acción de nepotismo. Pero las críticas no  le importaron y continuó ejerciendo el cargo con su muy particular forma de ser.

 

Pero el verdadero problema es no mostrar capacidad política suficiente para lograr acuerdos con los actores políticos y representantes de los sectores productivos y sociales del puerto de Guaymas, comunidad a la que ya se le fue prácticamente un año del nuevo gobierno sin dar pasos hacia adelante en su desarrollo, más bien han sido de retroceso en todos los aspectos.

 

Y por si fuera poco, la delincuencia, organizada o no, parecer haber tomado esa región, incluido Empalme, como centro de operaciones, que bien podría ser temporal. Y aunque en este punto la responsabilidad no es totalmente de ella, si le afecta su imagen porque al final de cuentas para el ciudadano la primera autoridad que mira es al presidente municipal.

 

Tampoco le ha favorecido su notable distanciamiento con los medios de comunicación, con quienes tiene frecuentes confrontaciones, y en ocasiones hasta los ha responsabilizado de presentar noticias distorsionadas con mala intención.

 

Guaymas, como todos los municipios de la entidad y del país, tiene problemas, pero es una región de grandes oportunidades, con un área turística (San Carlos, Miramar, Algodones) y un puerto de presencia nacional e internacional, que requiere de emprendedores e inversionistas, que los hay, ahí están, y la coordinación eficiente de una autoridad para elevar el crecimiento económico y la vida de sus habitantes.

 

Y esa autoridad es en primera instancia quien representa a la presidencia municipal. En esta ocasión es Sara Valle, una mujer que ya estuvo sentada en la Silla de Mandar del puerto, y aunque fue revocada del cargo hace 20 años (en 1999), era de suponerse contaba ya con más experiencia para conducir los destinos de ese municipio.

 

Los guaymenses han tenido mala suerte con sus gobernantes, de los últimos yo recuerdo como buenos alcaldes a Carlos "El Bebo" Zataraín y a Antonio "Toño" Astiazarán.

 

Sara Valle fue electa presidenta municipal por primera vez en 1997 (por un periodo de tres años como marca la Ley) y permaneció en el cargo desde el 16 de septiembre de ese año hasta el 29 de abril de 1999, cuando fue recovado su mandato, es decir un año y 7 meses.

 

¿Se repetirá la historia?

 

En este mismo portal, www.kioscomayor.com , aparece la columna de mi colega y amiga Lina Bueno, residente en Guaymas, con una amplia explicación de lo que está sucediendo en el Puerto. Los invito a leerla.

 

Me puede seguir en twitter: @kioscomayor