Muere Jesús Chávez Beltrán, hombre de su tiempo

Vertiente junio 18 2019.

Muere Jesús Chávez Beltrán, hombre de su tiempo.- Ciudadano Distinguido de Cajeme 2018.- Ahí estaba en la ceremonia señera, con su alta dignidad, sus 101 años y su humildad campesina, recibiendo de manos del alcalde Sergio Pablo Mariscal y su esposa Margarita, el máximo reconocimiento de pueblo y gobierno.- Homenaje en Palacio Municipal hoy a las 16:00 horas

Bernardo Elenes Habas

Cuando don Jesús Chávez Beltrán, recibió la noche del 29 de noviembre de 2018, la presea de Ciudadano Distinguido, al cumplirse el 91 aniversario de Cajeme como Municipio, fue,  sin duda, una ceremonia luminosa donde se le rendía homenaje a un luchador social, a un ejidatario, de los últimos sobrevivientes del reparto agrario propiciado por Lázaro Cárdenas en 1937.
Ese hombre de ideas y convicciones revolucionarias –Jesús Chávez Beltrán-, murió ayer a los 102 años de edad, y su nombre y sus acciones trascienden la leyenda llevada por el viento del Valle del Yaqui, espacio solariego al que amó.
Escribí aquél 29 de noviembre del año anterior:
Ser de izquierda, es estar ubicado en la geometría política y en la anatomía de la vida, al lado de la justicia social, al lado del corazón. Firme en las convicciones, en la dignidad e igualdad que brotan de la raíz más íntima del ser humano. Valores que alimentan los calostros de la madre. Los ejemplos señeros del padre. Las experiencias y contrastes del camino entre los seres humanos predestinados.
De quienes tienen, siempre, el coraje y la valentía para enfrentar las injusticias. Las humillaciones. Las diferencias que subrayan las clases sociales. Los sentimientos que marcan la memoria para siempre, entre opulencia y carencias. Entre gozar de lo superfluo y carecer de lo estricto.
Por eso, don Jesús Chávez Beltrán, con sus 101 años a cuestas, asegura y declara que morirá siendo de izquierda.
El es, uno de esos grandes predestinados.
Un Ejidatario Distinguido
A este hombre, que acumula todas las luchas del Valle del Yaqui en su cuerpo estremecido por tormentas e injusticias. Que compartió sueños y persecuciones al lado de Maximiliano R. López, El Machi; Jacinto López, Ramón Danzós Palomino. Que, bajo la mirada agresiva de extranjeros y caciques locales, aportó su esfuerzo valiente en la conformación de los comités ejidales, para abrir el proceso transformador de Tata Lázaro, con la expropiación de oprobiosos latifundios en 1937 y repartir parcelas entre los campesinos que solamente eran peones en las tierras de cultivo.
A este hombre, ejemplo de dignidad, nacido en la comunidad indígena de Bacacoragua, Sinaloa, el 29 de febrero de 1917, pero sembrado en la tierra morena del Valle del Yaqui desde los cinco años de edad, le entregaron pueblo y Gobierno, en una noche jubilosa cuando Cajeme llegaba al aniversario de sus 91 años como Municipio, la presea de Ciudadano Distinguido, galardón instituido por el Municipio para quienes han influido de manera sustantiva en su formación, crecimiento y desarrollo, y que, el homenajeado, con la humildad y la alta dignidad que caracteriza a los hombres del pueblo, recibió junto con sus hijos, nietos y bisnietos.
Don Jesús, el del Campo Cinco. El líder tenaz que ha defendido desde hace más de 80 años la potestad del ejido. El autodidacta que escribió un capítulo del libro colectivo "Así conocí al General Lázaro Cárdenas", editado por el Fondo de Cultura Económica. El que publicó en 1990 su libro "Remembranzas de un campesino del Valle del Yaqui", y que proyecta un nuevo texto sobre el impacto del neoliberalismo en la producción agrícola de Sonora, desde el cardenismo hasta el Tratado de Libre Comercio, estaba ahí; en el escenario principal del Festival Tetabiakte, recibiendo el reconocimiento de las autoridades y de la ciudadanía, entre quienes se encontraban las hijas de Maximiliano R. López -Anita y Evangelina-, rindiéndole tributo de gratitud al último sobreviviente de una generación de luchadores sociales que lo dieron todo, algunos de ellos hasta la vida como El Machi, para que brotara la espiga luminosa de la justicia, cuya semilla, los nuevos vientos de la patria indican que hasta ahora, después de Lázaro Cárdenas, volverán a ser realidad.
Don Jesús, un ejemplo de vida
El alcalde Mariscal Alvarado, acompañado de su esposa Margarita y de los familiares de don Jesús, hizo referencia a que "no se puede hablar de la organización de los campesinos en Sonora, sin asociarla con los nombres de muchos líderes sociales de esa época, como el de don Jesús Chávez Beltrán".
Expuso, ante un público que reconocía con respeto la acertada designación del Ciudadano  Distinguido 2018, que "Don Jesús, ha sido un ciudadano ejemplar que en su caminar a lo largo de 101 años, supo abrirse camino en una sociedad llena de injusticias y desigualdades. Desde muy joven también supo comprender lo que sucedía en su entorno, por eso fue un enérgico defensor de la gente del campo; sus luchas sociales y sus ideales nos invitan a la reflexión para, al igual que él, dar lo mejor de cada uno de nosotros, buscando el bien común para nuestra comunidad. Hoy, el honorable Ayuntamiento de Cajeme y la sociedad en general, le reconocemos su esfuerzo y labor, y le reconocemos su ejemplo de vida".
Habló don Jesús a través de La Toña
Y la palabra madurada por resolanas, duras jornadas en el surco, experiencias ejidales. Por haber sido testigo de muchos acontecimientos y parte activa en las luchas sociales al lado del Machi, Jacinto López, Ramón Danzós Palomino, como militante del Partido Comunista Mexicano, Partido Popular Socialista, que le costaron persecuciones y cárcel, brotó en el escenario, dictada por don Jesús Chávez Beltrán, a través de su hija María Antonia Chávez Gutiérrez.
Don Jesús, por medio de su hija Toña, agradeció la presencia de Anita y Eva López Rodríguez, "las hijas de mi gran amigo El Machi López". Asimismo, hizo un reconocimiento a Leticia Burgos, defensora sin treguas de los derechos de las mujeres; a Marthita Mungía, y "a todos mis amigos del surco que siguen vivos en mis recuerdos".
Trazó, en el horizonte de su conciencia crítica, una reflexión: "Esta noche, he tenido en mi pensamiento, que algo tuvo que haber cambiado en México, en Sonora y en Cajeme, porque hoy me reconocen mi trayectoria y mis ideales, y antes, por esas mismas razones, fui perseguido por el gobierno y hasta me llevaron preso".
Expresó su orgullo y su intensa emoción de participar del aniversario de Cajeme como Municipio, y por el reconocimiento "que tiene un significado especial el que lo reciba en vida, en esta etapa que exige un notable esfuerzo por mantener la lucidez y la salud".
Y la humildad, la rebeldía, la capacidad de lucha demostrada a sus 101 años para asistir a recibir el reconocimiento de pueblo y Gobierno, de haber dictado sus palabras como semillas bienhechoras cayendo en el surco de la conciencia colectiva de Cajeme, fueron el más claro testimonio de que don Jesús Chávez Beltrán, el último luchador social de su generación, morirá siendo de izquierda.
Hoy (martes 18 de junio), a las 16:00 horas, en el umbral de Palacio Municipal de Cajeme, se rendirán honores de despedida a Jesús Chávez Beltrán, Ciudadano Distinguido 2018.
Le saludo, lector.