No hay justicia para los niños del ABC

Vertiente junio 05 2019.

No hay justicia para los niños del ABC.- Crónicas para la historia (No. 84).- Cada amanecer, desde hace diez años, Sonora despierta ardiendo de impotencia, ante la ausencia de justicia para sus hijos pequeñitos.- ¿El poder político y económico rebasa el imperio de la ley?

Bernardo Elenes Habas

Desde hace diez años -5 de junio de 2009-, Sonora, sus familias, despiertan ardiendo de impotencia.
Se estremecen ante la falta de justicia para sus 49 hijos, los más pequeñitos e indefensos, muertos en el terrible incendio de la Guardería ABC, de Hermosillo, cuando apenas asomaban al umbral de la vida.
¿Quién que tenga niños; que haya sentido sus miradas buscando un destello protector; su abrazo emocionado, cuando las aves se beben el último rayito de sol de la tarde; los balbuceos dulces que son flor de un idioma futuro y que se traducen en amor, no llora, cuando recuerda la forma en que murieron los bebés del ABC?
Los sonorenses de todas las latitudes, seguimos torturándonos con ese pasaje dantesco, irremediable. Mismo que se vuelve más doloroso porque continúa envuelto por el manto de la impunidad. Por la ausencia de justicia. A pesar de que han transcurrido ya diez años de los hechos…
Pero ahí están los padres, los familiares, los amigos de los niños del alba, quienes luego de una vigilia realizada desde ayer 4, en el área de la Guardería ABC, marcharán hoy de nuevo por las calles de Hermosillo y de otras ciudades del estado y del país, para que sus deseos de justicia no se apaguen jamás.
El Movimiento 5 de Junio, ha definido que la manifestación de duelo y exigencia de justicia, tendrá efecto en la ciudad capital a partir de las 18:00 horas, iniciando en la explanada de la Guardería, tomando el bulevar Perisur, luego el Vildósola para concluir en la escalinata de la Universidad de Sonora.
El organismo Movimiento Ciudadano por la Justicia tendrá presencia con recorridos en Ciudad Obregón, Guaymas y Ciudad de México.
Es verdad que la lucha de los padres de familia y organizaciones civiles, han dado algunos frutos como la promulgación de la Ley 5 de Junio, enfocada a regular la prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil en Sonora.
Ayer por la mañana se dio a conocer que el IMSS presentó denuncia penal contra el ex gobernador de Sonora (2003-2009), por el siniestro de la Guardería.
 "Como gobernador de Sonora y como responsable del funcionamiento del Sistema Estatal de Protección Civil, Eduardo Bours habría tenido el deber de implementar acciones para la identificación, análisis, evaluación, control y reducción de riesgos en materia de protección civil", expresa el documento interpuesto por el Seguro Social ante la Fiscalía General de la República, desde el pasado 22 de mayo, solicitando el inicio de la carpeta de investigación, y se practiquen las diligencias necesarias para su debida integración.
Se resalta en la nota informativa que la querella fue presentada por el apoderado legal del IMSS, Francisco Morales Oviedo, el mismo día en que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció al ex subsecretario de Gobernación, Zoé Robledo, como nuevo titular del Instituto, en sustitución de Germán Martínez.
En el apartado de "Antecedentes" de la denuncia se menciona que "la Guardería se encontraba financiada por el IMSS y era administrada por los particulares Gildardo Francisco Urquídez Serrano, ex tesorero estatal del PRI; Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, familiar de Margarita Zavala (esposa de Felipe Calderón Hinojosa, en ese tiempo presidente de la República), y Sandra Lucía Téllez Nieves, esposa del subsecretario de Ganadería de Bours Castelo.
De nuevo, pues, junto con la fecha conmemorativa de hechos tan dolorosos, llegan destellos anunciando el actuar de los órganos procuradores de justicia, pero que, pasados los días, se diluyen en la niebla de la indiferencia…
Hoy, pues, mi tambor ceremonial yoreme, dejará nuevamente escapar su voz profunda y triste, desde las laderas del Bacatete, por los angelitos que se fueron con el alba, más allá del cerro azul donde espera la otra vida…