IMSS en Sonora, deteriorado

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 24 de mayo de 2019

 

IMSS en Sonora, deteriorado

 

*Reconoce delegado ineficiencia en el servicio

*Hay mucho rezago acumulado: "Memo" Noriega

*Hospital de Navojoa hace 20 años debió sustituirse

*No todo pasa por dinero; pide a directivos supervisión

 

 

Si de algo puede presumir Guillermo Noriega, actual representante del IMSS en Sonora, es la honestidad con la que siempre se ha conducido como luchador ciudadano en busca de la transparencia de los gobiernos. Ahora, por circunstancias de la vida, ocupa un cargo público de alta responsabilidad y muy sensible para el ciudadano porque se trata de los servicios de salud y seguridad social a través del IMSS.

 


Y muy acorde a su personalidad y principios, acepta el deterioro en que se encentra este dependencia federal en Sonora, pues sus  instalaciones y estructura de recursos humanos serían suficientes y eficientes para brindar servicio solo a la mitad de los actuales derechohabientes. Es decir, hay un enorme rezago acumulado en los últimos años y el actual gobierno no parece hacer mucho, más bien nada, para salir de ese bache.

 

En Sonora existen alrededor de un millón 800 mil derechohabientes y se estima llegarán a los dos millones en unos meses más.

 

Un ejemplo de la deteriorada infraestructura, es el hospital de Navojoa que debió sustituirse hace 20 años. Informa que ya está el proyecto de construir uno nuevo y la obra podría iniciarse a principios del próximo año. También está el plan de otro hospital en Guaymas, aunque por el momento se desconoce cuándo se iniciaría la obra.

El representante del IMSS en Sonora, Guillermo Noriega, con los columnistas del Grupo Compacto. 


En su visita a la mesa del Grupo Compacto, integrado por los periodistas Ernesto Gutiérrez, Rafael Cano Franco, Martín Romo, Soledad Durazo, Cristina Gómez, Daniel Sánchez, Hilario Olea Jr., Francisco Javier Ruíz Quirrín y quien esto escribe, el Titular de la Delegación Estatal del IMSS (así dice su nombramiento) reconoce los obstáculos burocráticos existentes por el excesivo control de los dineros de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

 

"Los excesos de control abren la posibilidad de asfixia", comentó justo en los momentos en que Germán Martínez estaba presentando su renuncia a la dirección general del IMSS, donde en su exposición de motivos, que se conoció más tarde, hacía el mismo planteamiento y acusaba a la SHCP de obstaculizar al IMSS en la prestación eficiente de sus servicios de salud.

 

Es evidente que Guillermo Noriega tiene un diagnostico muy claro de cómo opera el IMSS en Sonora; reconoce que la estructura actual es insuficiente para dar un servicio de calidad a los derechohabientes, sin embargo también sabe que es un problema acumulado con el tiempo, no es de la actual administración, quien tampoco, como se ve hasta ahora, hace algo por resolver la situación.

 

Pero "no todo lo que pasa, pasa por dinero", sino por el "no me toca a mí". Y cita un ejemplo: una radiografía tarde 30 minutos en estar lista, pero llega al médico en horas, a veces tarde hasta seis o siete, porque "no me toca a mí" y nadie la lleva. Por eso, dice, le he pedido a los directores salgan de su oficina y supervisen permanentemente la operación y el desempeño de los servidores públicos del IMSS.

 

El Instituto tiene en Sonora alrededor de 16 mil trabajadores, de los cuales 2 mil 100 son médicos y 4 mil 300 integran el equipo de enfermería. Cobra 8 mil millones de pesos anuales y se gastan 12 mil 700 mdp, es decir, en el caso de Sonora no es autosuficiente.

 

Hace tres meses cuando asumió el cargo, habían 351 vacantes para médicos especialistas (cardiólogos, internistas, etc.), y a la fecha ha logrado contratar 250, o sea aún existen 100 disponibles, aunque no es tan fácil conseguirlo por el bajo salario para ese nivel (28 mil pesos mensuales). Plantea incrementar el sueldo para hacer más atractiva la oferta.

 

Y aunque usted no lo crea, el funcionario federal está de acuerdo con el señalamiento hecho recientemente por el líder de la CTM, Javier Villarreal, quien afirmó existe enorme deficiencia en los servicios del IMSS para los trabajadores, y lo argumentó como uno de los motivos para advertir un posible emplazamiento de huelga en los 2 mil centros de trabajo donde tienen la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo.

 

"Coincido con el diagnostico de Javier Villarreal, pero no estoy de acuerdo con la medida que quiere aplicar (emplazamiento de huelga). Tenemos que mantener la paz laboral".

 

Luego destacó que existe "una muy buena disposición del licenciado Villarreal; siempre hemos tenido una excelente relación".

 

Y tan grande es el control que tiene en estos momentos la Secretaría de Hacienda, que ni el mismo funcionario ha recibido el sueldo correspondiente a los tres meses que lleva en el cargo.

 

Y como Guillermo siempre ha sido un promotor de la transparencia, no tuvo ningún empacho en responder cuál es su salario mensual, al menos el que espera recibir: alrededor de 89 mil pesos mensuales.