Primera baja de la 4T

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Miércoles 22 de mayo de 2019

 

 

Primera baja de la 4T

 

*Renuncia Germán Martínez al IMSS

*Ahorrar en exceso en salud es inhumano

*SHCP actúa con la esencia neoliberal

*En Sonora también un IMSS en atraso

 

 

Germán Martínez Cázares, el ex panista que se volvió morenista, presentó ayer su renuncia a la dirección general del IMSS, convirtiéndose en la primera baja, de ese nivel, del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 


En su carta de dimisión expone los motivos y deja muy "mal parada" a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a sus principales directivos, a quienes prácticamente les dijo neoliberales, la peor ofensa que se le puede hacer a la "Cuarta Transformación", y los acusa de obstruir los programa del Seguro Social, institución a la cual la dibuja con un negro panorama actual y futuro.

 

"Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres".

 

Martínez Cázares explica que se requiere "una reforma al IMSS para acoplarlo al sistema universal de salud y al modelo preventivo, donde se ataquen los determinantes sociales de la salud. Una reforma al IMSS para adecuarlo a la nueva realidad laboral, y al nuevo Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, donde de forma gratuita se atiendan los mexicanos en igualdad de condiciones".

 

Pero, "algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde por ejemplo, señala, se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los Delegados que este Consejo Técnico aprobó. Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de "delegados administrativos estatales", fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS".

 

Y "mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan, el rezago en infraestructura es brutal, -en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores-, los contratos y convenios de servicios se rezagan, y algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia, las compras de equipamiento paradas, las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo. De tales omisiones se ha dado aviso a las autoridades correspondientes, porque este Consejo Técnico y el Director General, serán responsables - dice el artículo 276 de la Ley del Seguro Social – de que el Instituto cumpla con lo aprobado por el Congreso de la Unión".

 

El ahora ex director del IMSS, destaca que "ese control del gasto tiene dos consecuencias fatales: una directa para el IMSS: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes; y un segundo efecto indirecto todavía peor: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor "gasto de bolsillo" de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento".

 

El golpe directo para el secretario de Hacienda y Crédito y Público, Carlos Urzúa, quien por cierto será citado por la Cámara de Diputados para que responda sobre este tema, es también para el Presidente Andrés Manuel López Obrador porque nadie duda, y así lo ha demostrado, que con la argumentación de combatir la corrupción ha suspendido y detenido programas de beneficio a los más necesitados, a esos que diariamente dice apoyar.

 

Germán Martínez con esta renuncia, y sus motivos, exhibe una realidad que está ocurriendo en este nuevo gobierno, la voluntad férrea de control absoluto en lo económico y en lo político, cuyos resultados ya están a la vista no obstante el poco tiempo transcurrido del nuevo gobierno llamado de "la Cuarta Transformación".

 

El senador con licencia, era uno de los pocos funcionarios que hacían contrapeso en el Gabinete presidencial, sin embargo pudo más el poder de la Secretaría de Hacienda, con el respaldo claro de quien ocupa la Silla de Mandar en este país.

 

Hasta el cierre de esta columna, no se había dado a conocer el nombre de quien lo sustituirá, aunque por la noche se mencionaba al Embajador de México en la ONU, José Ramón de la fuente. En mi opinión no lo será porque el ex Rector de la UNAM es un hombre que jamás se sometería a los caprichos centralistas de la Secretaría de Hacienda en detrimento de la salud de los mexicanos.

 

Es seguro que Martínez Cázares solicitará de inmediato su incorporación al Senado de la República para ocupar el escaño que le cuida su suplente Pedro Haces, dirigente de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), la organización sindical claramente apoyada por la 4T para hacerle competencia a la CTM y otras agrupaciones de trabajadores ligadas al Partido Revolucionario Institucional.

 

Lo mencionado por Germán Martínez es una realidad que también se vive en Sonora, según lo comentó ayer el representante del IMSS, Guillermo Noriega, durante su visita a los columnistas del Grupo Compacto. El control de Hacienda es tanto, que el funcionario público no ha recibido su sueldo correspondiente a los tres meses que lleva al frente del Seguro Social en Sonora. Pero de eso y más, les comentaré mañana.

 

Twitter: @kioscomayor