Carta abierta a AMLO de parte del Lic. Francisco Javier Aragón Salcido

Carta abierta al C. Lic. Andrés Manuel López Obrador. Presidente de México. Palacio Nacional. CDMX.

 

Presente.-

 

Lic. Francisco Javier Aragón Salcido

 

C.c.p.  C. Director General del IMSS, Lic. Germán Martínez Cazares. CDMX; C. Lic. Guillermo Noriega Esparza, Delegado Regional del IMSS, Ciudad Obregón,  Sonora; C. Lilly Téllez. Senadora de la República; C. Lorenia Valles, Diputada Federal; C. Jorge Luis Taddei Bringas, Delegado Secretaria del Bienestar.  

 

Se solicita que por favor atiendan y pongan orden en el IMSS.

 

C. Lic. Norma Olvera Bravo, E Mail: norma.olvera@imss.gob.mx

 

Como  Usted está ya muy bien enterada, soy Pensionado del IMSS, No. 01755132659. Como me ha derivado a tramitar de nuevo mi pensión, realizo esta carta denuncia a las más altas autoridades del País, y del IMSS, en virtud de la evidente y rotunda DENEGACIÓN de  JUSTICIA de que soy VICTIMA  propiciatoria, ello junto con miles de ciudadanos que están en mi situación. 

 

Es el caso que el suscrito Lic. Francisco Javier Aragón Salcido,  mexicano, mayor de edad, casado, por mi propio derecho, en ejercicio del Derecho de Petición previsto por el Artículo Octavo constitucional, señalando como domicilio para oír y recibir toda clase de notificaciones en mi E Mail, lic_fjaragon@hotmail.com, con el debido respeto, comparezco y expongo: es el caso que trabaje por espacio de 10 años en el INFONAVIT, 4 años en la CDMX y 6 años en la ciudad de Tijuana, B.C., entre los años de 1975 a 1985.  Pero resulta que también laboré como MAESTRO en la Escuela de Derecho de la UABC, 1979-1986, y en la Facultad de Derecho de la UNISON, 1987-2010,  se aclara que esta última institución, fueron cuatro  años, pues todavía cotizaba al IMSS, pues no se había incorporado al ISSSTESON que lo hizo hacia 1991. 

 

En ambas universidades y sus Escuelas de Leyes,  tuve  plaza de medio tiempo y/o  bien el completo, lo cual no se me reconoció en mi informe de semanas cotizadas por parte del IMSS. Injustamente solo  se me reconocieron mis cotizaciones en el  INFONAVIT. En todos estos trabajos formaba parte del Grupo W, pues ganaba más de diez salarios mínimos. Por lo tanto cotice el doble. Siempre laboré dos turnos, el matutino, de 8:00  A.M. a 3:30 PM. Lo laboraba en el INFONAVIT, y el vespertino  de 5:00 a 9:00 P.M.  como profesor en su tiempo y momento en dichas Universidades públicas y autónoma. Por lo que debo tener a lo menos 1000 semanas cotizadas, el equivalente de 20 años.  

 

Es el caso que a principios del año de 2009, enfermé de gravedad y por lo tanto acudí a la Subdelegación del IMSS en Hermosillo, ahí me pidieron que me diera de nuevo de alta como derechohabiente, y así lo hice, pues como abogado litigante que soy,  no seguí afiliado, y me dieron trabajo formal y por tanto de alta en una Notaria Publica de Hermosillo, Sonora, en el año 2009.

 

En la especie manifiesto que la  atención médica siempre ha sido  adecuada en la Clínica 37 del IMSS en Hermosillo. Superé la afección. Pero resulta que cuando cumplí los 60 años, en 2011, me dijeron que tramitara mi pensión por cesantía en edad avanzada y que suspendiera mis cotizaciones.

 

Por lo que actuando de muy buena fe, inicié el trámite y solicité  mi baja y la constancia de semanas cotizadas, pero resulta que solo salieron en el archivo local, en la base de datos de sus computadoras, un poco más de 550 semanas.  Pero lo que Yo no sabía, como muchos derechohabientes incautos, pensionados y jubilados, de que HABIA LINEA para otorgar solo la pensión universal de un salario minino a los solicitantes, a los que por diversos vericuetos legaloides, se les escamotea la información veraz, completa y oportuna de sus cotizaciones. 

 

Se puede probar que había todo un complot en los altos niveles administrativos del IMSS, para perjudicar a los derechohabientes. No sé si esto todavía continúe, pues de ser así debe corregirse cuanto antes.  Sirva esta carta señor Presiente de la República para alertar sobre este problema que afecta a los derechohabientes, y corregirlo.

 

Somos quizás, cerca o más un  millón de personas entre pensionados, jubilados e incapacitados a, los que no se nos paga nuestra pensión en el monto que realmente nos corresponde. Y ello tomado como base la ley del IMSS de 1973:  monto del salario, semanas cotizadas y situación particular, sea cesantía en edad avanzada, jubilación y porcentaje de la discapacidad.

 

Así que confiadamente hice mi solicitud de pensión por cesantía en edad avanzada en la sub delegación del IMSS de  Hermosillo. Sonora,  y  curiosamente y con extrema rapidez, en tan solo un mes, me otorgaron  el documento donde se me concede la enorme  pensión universal por el monto de un salario mínimo. No consideraron que era del Grupo W, pues ganaba más de diez salarios mínimos, por lo que me corresponde una pensión del promedio de las últimas 250 semanas cotizadas , o sea  cinco años, que serían más de diez salarios mínimos. Mi pensión debe ser por lo menos de  26,000.00 Pesos Mensuales. Y solo se me pagan 2,600.00 Pesos. M.N.

 

Es una verdadera aberración e injusticia que no solo me afecta a mí, sino a miles de derechohabientes. La pensión universal que Yo recibo se le paga a todo mexicano con derecho,  halla o no cotizado al IMSS. Eso prueba la injusticia que se comente con las miles de personas que están en mi situación. 

 

Pues resulta que el IMSS en la Sub Delegación de Hermosillo, se  me informó y reconoció judicialmente que no  contaba con los  informes sobre los archivos físicos, porque según se dijo, estos se perdieron en los sismos de 1985 en la  CDMX,  finalmente los obtuve  por medio del STINFONAVIT, ya que  fui Secretario del Interior del CEN, de 1976 a 1978,   pero pues me llegaron demasiado tarde los informes oficiales del propio IMSS, tanto de la CDMX, como de la ciudad de Tijuana, B.C. Sería después de cuando ya se había emitido el documento de otorgamiento de pensión. 

 

Esa era o es la TRAMPA INMORAL de los FUNCIONARIOS del  IMSS en contra de los Pensionados y Jubilados. Y pues la gran mayoría de los derechohabientes no RECURRE la arbitraria e inhumana medida.  Pero aunque lo haga como más adelante se verá, le dan a uno un vil garrotazo en la cabeza, con el palo fierro más duro que exista en el desierto de Sonora.

 

Entonces plantee el recurso de Revocación ante el Consejo Consultivo de la Delegación  Regional en Ciudad Obregón, Sonora, y pues de oficio se me rechazó la petición de aumento de pensión, aduciendo que no demostré documentalmente la estructura de los  salarios que tenía en  INFONAVIT, CDMX  y Tijuana, B.C. , ni con qué patrones había laborado, Escuelas de Leyes en la UABC y la UNISON

 

No omito manifestar que  por unas de esas tantas tergiversaciones jurídicas, los asuntos de los trabajadores y las de beneficiarios del IMSS, INFONAVIT, INFONACOT, ISSSTE,  se ventilan en las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje,  y son francamente kafkianos los procedimientos, y qué creen, las de los patrones se ventilan ante las Salas Regionales de los Tribunales Federales de Justicia Fiscal y Administrativa, los cuales  desde luego son más flexibles  y amigables  para con los empresarios, ya que ni siquiera les exigen garantizar las prestaciones que se les reclaman. Que bien que ahora con la reforma laboral, todo lo LABORAL  dependerá de la SCJN. Que no haya tribunales de excepción, que otorgue fueros y privilegios nomas a los de arriba.  

 

Luego me fui a juicio laboral en la Junta Especial No. 23 de la Federal de Conciliación y Arbitraje en  Hermosillo, Sonora, y el entonces Jefe del Jurídico Delegacional en Ciudad Obregón,  y los abogados del IMSS, no obstante que ofrecí  de forma SUPERVENIENTE como pruebas los documentos originales emitidos por el propio IMSS, y que me llegaron por correo registrado, tanto de  la CDMX, como de Tijuana, B.C.  y las copias vía Internet a mi correo electrónico, remitidas por parte de la propia Delegación Regional de Ciudad Obregón, Sonora, el Jefe Jurídico referido, los redarguyó de falsos, no obstante que eran documentos emitidos por el propio IMSS. Son unos prevaricadores estos funcionarios.

 

El  caso es que solicité el Amparo y Protección de la Justicia Federal Vs. el LAUDO, y se me negó por parte del  H. Tribunal Colegiado Administrativo y del Trabajo del Quinto Circuito. 

 

No omito informar que todo indica que HABÍA línea para dar palo o NEGAR o REDUCIR prestaciones a los trabajadores  derechohabientes, pensionados, jubilados y demás beneficiarios del IMSS, tanto en las Sub-Delegaciones al solicitar la pensión, los consejos consultivos delegacionales al resolver los recursos y reclamaciones, las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje al resolver los juicios y los Tribunales Colegiados de Circuito  en los Amparos Directos que se les plantean. Ignoro si las cosas siguen así.

 

Así que hasta la fecha, injustamente recibo una pensión de un salario mínimo, en un 85 %, pero bien creo que se debería reconsiderar mi caso y otorgármela con base al promedio de los últimos 5 años,  y al haber cumplido los 60 años, eso estipula  la Ley del IMSS de 1973, no tiene ninguna excepción. No obstante que ellos en el IMSS, aducen ciertas circulares, reglas, criterios  y tablas actuariales para el otorgamiento. Lo cual a todas luces es ilegal. Actualmente tengo 68 años de edad.

 

Ahora se entiende porque el anterior Director General, casi a fines del sexenio 2012-2018, en junio, declaró que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) obtendría un superávit cercano a 4 mil millones de pesos, lo que permitirá mantener la política de no tomar recursos de las reservas financieras manifestadas ante la OCDE,  por $45, 000,000.00, como se ha hecho con anterioridad. Resaltó  que con esa  política del gobierno federal se logró modernizar al Seguro Social y resolver sus problemas más urgentes. El más importante: garantizar su viabilidad financiera hasta el año 2030. (Sic).

 

Y los derechohabientes, pensionados, enfermos graves o terminales, madres solteras, menores, los discapacitados y empleados del propio IMSS, pues bien a Dios gracias. Es esto una burla, señor Presidente, por eso me atrevo a denunciar esta situación. Lo bueno es que como informó Usted ciudadano Presidente en las mañaneras, ya se suprimió el seguro de gastos médicos mayores particulares para los altos funcionarios,  que  incluso eran  usados en el extranjero, y que hasta se hacían cirugías estéticas, tanto sus esposas, hijas y hasta ellos mismos.

 

Pero aún hay más, hasta el año pasado, nos prestaban con cargo a la pensión con descuentos hasta por un año, el monto de tres meses, y sin mediar explicación alguna  redujeron el monto del préstamo a solo un mes de pensión,  otra burla más del IMSS en 2018 a los pensionados y jubilados.

 

Pues como no iba a tener AHORROS el IMSS sí ello se consigue o hace a costa de los derechohabientes que sufren para que: 1.- Se les hagan operaciones importantes a su debido tiempo; 2.- O bien, que tienen que esperar por una consulta de los especialistas por más de seis meses; 3.- Luego se tiene que a veces no hay los medicamentos necesarios y que son costosos; 4.- Y lo peor, que se afecta a las madres trabajadoras por maternidad, a las que se les niega el acceso a guarderías o el pago de sus incapacidades y prestaciones;  5.- Son tan evidentes los abusos de las administraciones del IMSS que incluso a sus propios trabajadores se les escamotean sus prestaciones, bases y jubilaciones; 6.- Y a  los pensionados y jubilados e incapacitados no se les reconocen los derechos que conforme a la ley les corresponden, ni las semanas que realmente fueron cotizadas para pagarles sus prestaciones. Qué bonito México no ha heredado el PRIANRD.

 

Esto no debe continuar señor Presidente. Urge una revisión a fondo en el IMSS. Este  país no avanza como debiera, siendo tan rico material y humanamente como lo es,  y ello por tanto abuso y tanta transa. No obstante soy optimista, con independencia de lo narrado, manifiesto que amo a mi gran país que es México y tengo una plena confianza en Usted, señor Lic. Andrés Manuel López Obrador, y en que triunfe la 4T que Usted propuso y promueve 2018-2024. El pueblo bueno y sabio al que pertenezco, se lo vamos a agradecer y reconocer.

 

 

 

Atentamente.

 

Lic. Francisco Javier Aragón Salcido.

Maestro en Derecho Internacional Privado y Comparado, y Abogado Litigante.

 

Hermosillo, Sonora a 17 de Abril de 2019.


Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota