La respuesta a AMLO

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Lunes 8 de abril de 2019

 

La respuesta a AMLO

 

*Gobernadora confía en un cambio de actitud

*Díaz Brown pide no escatimen apoyo a la Uni

*De Lucas exige a delegados trabajen por Sonora

 

 

 

Dicen, y es cierto, que en política no existen las coincidencias, por eso cuando eventualmente ocurren situaciones similares, es porque son parte de una estrategia pensada y ejecutada cuidadosamente pretendiendo un fin.

 

Por un lado, la gobernadora acude a la Ciudad de México y se entrevista con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y otros funcionarios del más alto nivel. La comunicación oficial (del gobierno del estado) es correcta. Informa de esas entrevistas y de la confianza manifiesta de la Gobernadora en obtener respuestas positivas a sus gestiones, en especial la firma del convenio que garantice el subsidio a la energía eléctrica. El Presidente responde con una sonrisa de aceptación, pero no firma ni ordena que se protocolicen los acuerdos. Es su estilo, le gusta estirar al máximo la liga, cuidando no se rompa. La manipulación a su máxima expresión.

 

Mientras tanto, aquí, los diputados del PRI, en voz de su coordinador parlamentario, Rogelio Díaz Brown, le piden al gobierno federal no escatime su apoyo a la Universidad de Sonora y le exigen un presupuesto con el mismo porcentaje que se otorga en 29 estados del país, donde la Federación aporta  el 80% y el gobierno estatal el 20%. Aquí la aportación es del 50% Federal y 50% estatal. Y aun así, el Estado otorgó a la Unison un incremento de 50 millones de pesos para este 2019, contrario a lo ocurrido en la Federación que redujo un 5% el apoyo a las universidades del país.

 

Además, el legislador dijo es oportuno "hacer el llamado al gobierno federal para que deposite los recursos que no ha otorgado al Cobach y al Cecytes, por lo cual el Estado de Sonora ha tenido que cargar con esos gastos" y que, por supuesto, repercute en otras áreas del gobierno.

 

Este llamado de Díaz Brown debe ser apoyado por todos los diputados, si verdaderamente quieren a Sonora, para que el Ejecutivo Federal de inmediato envié esos recursos y no obstruya el desarrollo de la educación.

 

Es ilógico que el gobierno federal hable de abrir nuevas universidades (100) cuando lo primero que debe hacer fortalecer las existentes.

 

Al siguiente día, el presidente del PRI en el estado, Ernesto De Lucas, muy a su estilo les exigió a los delegados federales que "se pongas las pilas y se pongan a trabajar" en beneficio de los sonorenses.

 

"Ya es hora, recalcó, de que los funcionarios de la federación en Sonora entiendan que son gobierno y por lo tanto están obligados a dar resultados, a rendir cuentas y a defender las exigencias de la gente".

 

Como ejemplo señaló el sector educativo y reclamó que nadie esté dando la cara por el Presidente López Obrador, "ni el súper delegado Jorge Taddei, ante la huelga de la Unison. Ahí está también el tema del Cecytes que se suma al problema de la UNISON, donde este lunes 8 de abril, 49 planteles en la entidad contemplan cerrar sus puertas de manera indefinida, lo que afectaría a 25 mil alumnos, a causa de la falta de pago por parte del Gobierno Federal".

 

El dirigente tricolor insistió:

 

"¿Dónde están los delegados federales? ¿Qué están haciendo por Sonora? ¿Dónde está el súper delegado Jorge Taddei? ¿No se han dado cuenta de la alta responsabilidad que tienen? Ya es hora de que se pongan las pilas y al margen de ideologías partidistas empiecen a dar resultados en favor de los sonorenses".

 

Lo anterior, declaraciones del legislador y del dirigente del CDE tricolor,  no es coincidencia, es ya una postura del gobierno del estado que está pasando por una complicada situación financiera, aunque la gobernadora Claudia Pavlovich, por su formación política institucional, no lo ha dicho abiertamente. En mi percepción, me parece aún confía en un cambio de actitud del Presidente, pero no creo en el cambio de un Mandatario que día a día demuestra una férrea voluntad de centralizar el poder no en las instituciones, con su consolidación, sino en una sola persona.

 

Claudia Pavlovich es una mujer inteligente, que le entiende bien a la política, por eso busca siempre el dialogo, la conciliación, prefiere los puentes que los muros, y los acuerdos que los enfrentamientos para alcanzar objetivos, en este caso el bienestar de la entidad.

 

Pero además de oficio político, hay otros factores esenciales para el desarrollo de una entidad, y muchos de ellos no dependen de la capacidad del gobernador sino de las acciones correctas del siguiente nivel de gobierno, es decir del Presidente de la República.

 

Vemos ya visos de inconformidad de distintos sectores que pueden crear un contexto complicado para la estabilidad de la entidad: la huelga de la Unison por parte de los dos sindicatos, el de empleados y el académico; el reciente proceso de la elección de la dirigencia de la UGRS; la incertidumbre de si habrá o no subsidio a la luz; la suspensión o modificación de apoyo a las guardería infantiles; la detención de los recursos al Cobach y Cecytes; la molestia de los productores del campo por la reducción del apoyo federal, y que hoy se manifestarán en el sur de la entidad (con todo y tractores); la llegada de un nuevo sindicato de trabajadores impulsado desde el más alto nivel de gobierno, y de Morena, para competirle a la CTM; y muchos otros que iremos viendo con el paso de los días.

 

Y en la mayoría de ellos, con la intervención de factores, y actores, externos que parecen interesados en crear un conflicto en la entidad.

 

¿Aguas! la Cuarta Transformación puede pegarle duro a Sonora.

 

Al tiempo.