El anti-neoliberalismo de AMLO

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Lunes 1 de abril de 2019

 

El anti-neoliberalismo de AMLO

 

*Expone el Dr. Negrete Cárdenas en el ColSon

*No se prospera dando dádivas a la población

*El neoliberalismo ha triunfado en todo el mundo

 

"La omnipotencia presidencial no entiende de obstáculos técnicos o restricciones en materia presupuestal", así de contundente se expresó el doctor Sergio Negrete Cárdenas en su conferencia "El anti-neoliberalismo del presidente López Obrador: análisis y evaluación a 120 días de gobierno", dentro del desarrollo del Cuarto Congreso Instituciones, Gobierno y Sociedad, realizado en el Colegio de Sonora.

Conferencistas y publico asistente al evento del Colegio de Sonora.


Afirmó que "el titular del Ejecutivo (AMLO) ofrece un refrito pensando que es una (cuarta) transformación. Su estatismo es tan añejo que millones de mexicanos no lo han experimentado en carne propia, y por esa falta de experiencia le entregaron su voto".

 

Y sí usted pregunta ¿quién es Negrete Cárdenas? Pues le diré es profesor investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), es licenciado en economía por el ITAM, doctor en economía por la Universidad Essex (Reino Unido) y licenciado en ciencias de la comunicación por la UNAM. Trabajó durante 5 años en el Fondo Monetario Internacional (FMI). En pocas palabras, es un experto en economía.

 

En su intervención, también recordó que ningún país del mundo ha prosperado ofreciendo dádivas a su población, despreciando el triunfo del esfuerzo individual. El camino, agregó, es ofrecer un piso parejo para que aquellos que nacen en desventaja puedan encontrar una base sólida que les permita crecer.

 

El doctor Sergio Negrete fue enfático al señalar que "el neoliberalismo económico ha triunfado en todo el mundo y por más que el presidente (López Obrador) quiera creer que podrá hacer funcionar lo que propone, ya se demostró que pertenece a la historia, lo cual logrará ser un largo y costoso retroceso".

 

Desde luego que el señalamiento del profesor investigador es muy similar al de otros analistas que ven en el Mandatario un constante discurso populista que a la vez puede generar la división entre los mexicanos. El calificar de "fifi" a quienes no están de acuerdo con él ya es una provocación que origina molestar.

 

MORENA y su líder ven el neoliberalismo como el impedimento para el progreso, particularmente de los sectores más pobres del país, mientras que esta teoría (neoliberalismo) sostiene es el crecimiento económico a través del libre mercado, con la menor participación posible del Estado, la mejor vía para el avance de la sociedad.

 

Sin embargo, es evidente que el nuevo gobierno ha iniciado la construcción de un sistema más centralista, restando incluso capacidad de maniobra financiera a los gobernadores con el recorte presupuestal y con la cancelación de programas que ahora serán conducidos directamente por la Federación.

 

López Obrador es un Presidente con un apoyo popular sorprendente, en especial en el centro, sur y sureste del país. El 30% de los votos posibles fueron para él (alrededor de 30 millones de casi 90 millones con credencial de elector). La pregunta es ¿cuánto le durará ese apoyo? Y la respuesta dependerá de la eficiencia de sus programas sociales que directamente llegan a los bolsillos de esos mexicanos más necesitados.

 

No importa que el país no avance, o retroceda, mientras esas recursos les lleguen oportunamente seguirán aplaudiendo a López Obrador. Y es obvio que no dejarán de llegar porque el gobierno federal tiene recursos suficientes para ello con solo recortar partidas de programas productivos, educativos, culturales o de salud. (La suspensión de la participación del impuesto minero para los municipios, la cancelación de programas de difusión turística, loa restricción de apoyo a las guarderías y a las organizaciones civiles, por ejemplo).

 

Con darles un peso a los más necesitados no se va a resolver de fondo el problema, en cambio obstruir el desarrollo (cancelación del nuevo aeropuerto, por ejemplo) si va a provocar retroceso económico muy lamentable. Y no obstante que el Jefe del Ejecutivo Federal afirma habrá un crecimiento económico del 4% en 2019, todas las voces especializadas aseguran no será así y las más optimistas proyectan a lo sumo un 1.5%.