Reforma Educativa: garantía de derechos fundamentales

 

Reforma Educativa: garantía de derechos fundamentales

Por: Profa. Martha Elva González Pérez

 

Lunes 25 de marzo de 2016

 

Sentencia un viejo proverbio en la cultura mexicana, "no hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague", aforismo que hoy por hoy cobra vigencia con el avance de la agenda parlamentaria, dentro de la cual se analiza la iniciativa de ley presentada por el actual Jefe del Ejecutivo Federal para abrogar la reforma educativa impuesta por la administración anterior.

 

En consonancia con lo expuesto por el presidente de Coordinación Política del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Mario Delgado, dicho grupo político tiene confianza en que la aprobación se lograra de manera mayoritaria, toda vez que dicha propuesta incorpora la participación, voz y sentir de la sociedad civil.

 

Luego entonces, se advierte que con el dictamen de la reforma educativa, se pretende acabar con la punición de las evaluaciones de permanencia y promoción en la función del magisterio nacional con la cancelación de las leyes del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y del Servicio Profesional Docente, sobre todo, cuando la capacitación -aun cuando constituye una obligación del patrón-, se encontró ausente durante la gestión de Emilio Chuayffet Chemor y Aurelio Nuño Mayer en la Secretaria de Educación Pública durante el sexenio de Enrique Pena Nieto.

 

De igual modo, acomete trabajar en la reivindicación de la figura del profesor, como agente de cambio social y cerrar un aberrante capítulo de violencia institucional, empleo de la fuerza pública, persecución, linchamiento mediático, factico y secuestro de los derechos en perjuicio del gremio magisterial en México.

 

Por ello, el espíritu de la propuesta de Andrés Manuel López Obrador se encuentra orientada a respetar y fortalecer los derechos laborales de los preceptores, garantizando un desarrollo académico y profesional permanente que impacte positivamente en la educación de niños, adolescentes y jóvenes en todos los niveles educativos.

 

Lo mejor está por venir…

 

Todo parece indicar que con la aprobación de la Reforma Educativa el escenario social se transformará al considerar el cumplimiento de los elementos siguientes: equidad, inclusión, espacio  intercultural y plurilingüe, con respeto a los derechos de todos.

 

En este contexto, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, afirma que la iniciativa de la reforma educativa está enfocada en el mejoramiento integral que promueve el máximo logro de aprendizaje en el aula y sostiene que niñas, niños, adolescentes y jóvenes serán el centro de la educación del país.

 

Además, la educación superior será obligatoria; se impulsará pensamiento crítico y valores cívicos; se creará un Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que tendrá un consejo técnico integrado por maestras y maestros;

las familias serán corresponsables de la educación; se fortalece la convivencia, aprecio y el respeto por la naturaleza, la diversidad cultural y la dignidad de la persona; se formará a los agentes de cambio que México necesita fortaleciendo la educación normal: una educación para las diferentes realidades de México con educación pertinente; contenidos y políticas por regiones: los adultos mayores tendrán garantizada la posibilidad de ingresos a las instituciones educativas; planes y programa de estudio con perspectiva de género, ciencias y humanidades; garantizar que estudiantes sepan defender derechos Humanos, igualdad sustantiva, cultura de paz, honestidad, valores y mejora continua; contempla impulsar un enfoque inclusivo en cuanto a la educación destinada a personas con discapacidad, transitoria o definitiva, así como a aquellas con aptitudes sobresalientes, propensa a generar una participación activa en la sociedad en igualdad de condiciones que las demás personas.

 

También, incorpora la autonomía universitaria, habrá cada vez mayor oportunidad de acceso a la educación superior, se educará para la vida no sólo para el trabajo con valores, fortaleciendo la honestidad, la convivencia, el aprecio por la naturaleza, la cultura y la dignidad de las personas.

 

Ahora bien, con la abrogación de la reforma educativa 2012-2018, se cancelarán las leyes del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y del Servicio Profesional Docente, por ende, se suspenderán las evaluaciones punitivas y obligatorias para los docentes, quienes tendrán derecho a un sistema de formación gratuito, tal como, dispone la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y la Ley Federal del Trabajo atendiendo a su supletoriedad, más aun, se refrenda el compromiso de la reinstalación de los docentes cesados luego de cumplirse las etapas del proceso legislativo en el Congreso de la Unión y la correspondiente ratificación en los congresos locales.

 

Los puntos presentados por Esteban Moctezuma son:

 

1.- Abrogado el texto constitucional previo y también las leyes del Servicio Profesional Docente y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

 

2.- No evaluaciones punitivas, ni obligatorias.

 

3.- Nuevo derecho docente: Sistema de formación y actualización.

 

4.- Ninguna liga entre evaluación y permanencia de los maestros.

 

5.- Maestro: agente de la transformación social.

 

6.- Enseñanza-aprendizaje en el centro. No a las cargas administrativas que actualmente agobian al profesorado.

 

7.- Promoción asociada con conocimientos, aptitudes y experiencia.

 

8.- Derechos laborales del magisterio protegidos. Opciones de mejora y en lo que no es mejora, se aplica el Artículo 123 Constitucional, Apartado B.

 

9.- Nueva Carrera Magisterial de promoción.

 

10.   Excelencia: mejoramiento integral que promueve el máximo logro del aprendizaje en el aula en beneficio de la comunidad.

 

Ahora bien, derivado de los plantones realizados por los docentes incorporados a la Coordinadora Nacional (CNTE), ante la incertidumbre que ha generado algunas disposiciones en el artículo tercero constitucional, el Presidente de México ha expresado que garantiza el derecho a la manifestación, pero no hay argumentos para sostener que está  incumpliendo con su palabra y  compromiso.

 

La educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo y el Estado tiene que garantizar la educación a todos los mexicanos.

 

Comentarios a:

 

marelv_tita32@yahoo.com.mx

@marelv_tita32