¿Comienza a reagruparse el PRI?

Vertiente marzo 24 2019.

¿Comienza a reagruparse el PRI?.- En Cajeme, durante el acto recordatorio de Luis Donaldo Colosio, fue notoria la presencia de militantes unidos por su lealtad partidaria.- En toda democracia sana, los contrapesos políticos son necesarios

Bernardo Elenes Habas

Luis Donaldo Colosio, podría ser la llamita que alumbre de nuevo el camino y los ideales de un PRI que muchos, principalmente sus enemigos y no pocos de sus amigos, consideran muerto.
Es a esa luz, aunque no le pertenezca completa, porque la filosofía que irradia se constituye en heredad de todos los mexicanos, a la que podría aferrarse el priísmo derrotado el pasado 1 de julio, debido a que existe y vibra un subjetivo sentido de pertenencia sobre la visión transformadora de Luis Donaldo que, no puede negarse, surgió del núcleo de las fuertes contradicciones priístas generadas en las luchas internas por la permanencia en el poder de grupos únicos y providenciales, cuyos prohombres se negaban a cambiar, los que, indudablemente hicieron y continúan haciendo mucho daño a la Patria, porque algunos de ellos emigraron a otras siglas.
Es innegable que para el buen funcionamiento de una democracia sana, deben existir los contrapesos legítimos, el debate de las ideas, la claridad de pensamiento que solamente la inteligencia y la acción al servicio de las mayorías puede proporcionar. Lo otro, las imposiciones, los golpes ciegos de poder, se llama intolerancia, dictadura.
Por eso, en el caso de la importante etapa histórica que vive el país, los mismos contrapesos que se integren con sus opiniones al debate de esas propuestas transformadoras, legitimarían la verdad del pueblo, sin ataduras, sin engaños, sin simulaciones.
Aquí, en Cajeme, se generó un fenómeno importante prohijado por la conmemoración del aniversario 25 del asesinato del Candidato Mártir, programado por la fundación que lleva su nombre:
Fue evidente lo que podría considerarse como el despertar del priísmo, ante la presencia de militantes, líderes que no han doblegado sus banderas, servidores públicos y representantes populares, que se unieron en torno a la visión colosista.
Y, el gigante al que se consideraba muerto por la deserción de muchos de sus otrora cuadros activos, o la renuncia pública de aquellos que antaño se beneficiaron dinásticamente por el tricolor, dio una muestra de que está vivo.
Esa capacidad de reagrupamiento, esa forma de regenerar células dañadas para ponerse de pie, es, ciertamente benéfico, porque obligará a los partidos en el poder a dignificar y transparentar su marcha, a demostrar con hechos que saben ser gobierno, avalándolo con objetivos y logros superiores a los de sus antecesores.
Por supuesto, quienes saldrán ganando serán los ciudadanos, las familias, con más y mejores obras, con promoción dinámica en la generación de empleos, con calles transitables y limpias, con seguridad efectiva, con programas sustantivos transformando la realidad de Cajeme.
Es esa, pues, la función de los contrapesos, constituidos en lluvia saludable y vital del ejercicio de la democracia participativa. Única forma de abrir caminos para partidos y aspirantes a cargos de elección popular hacia las urnas, en el 2021.
En dicha ceremonia realizada en la sede del priísmo cajemense, donde se montó guardia de honor ante el busto de Colosio y se colocó una ofrenda floral, dirigieron mensajes Clarissa Flores Chong, de la estructura directiva de la Fundación Colosio Cajeme; el dirigente de la CNC, Ramón Moroyoqui Higuera; el diputado local Armando Alcalá, Silvia Godoy, líder del Sutoc, y el presidente del comité municipal priísta, Andrés Rico Pérez.
Notoria la presencia de Emeterio Ochoa Bazúa, Abel Morales Fierro, Abraham Montijo Cervantes, Olivia Lastra, Ramoncita Flores, Lourdes Portela, Héctor Majulio Mares, Cristóbal Blancas, Trinidad Sánchez Lara, Reynaldo Castillo, doctor Antonio Alvídrez Labrado, doctor Alejandro Villegas Orrantia, Manuel Montaño Gutiérrez, Silvia Godoy, Rolando Cruz, entre otros integrantes de la base tricolor.
Le saludo, lector.