Compás de espera


Al Bat


Compás de espera 


Por Jesús Alberto Rubio


Volteando mirada y sentimientos hacia la Gran Carpa, carajo, sigo a la espera de un acuerdo… y de manera urgente.


Pasan los días y nanay.


Y sí: a menos de una semana después de que Major League Baseball (MLB) presentara una serie de propuestas con la esperanza de abrir un camino hacia un nuevo acuerdo laboral la Asociación de Jugadores de MLB (MLBPA) respondió con mínimo movimiento en una serie de tópicos pero que aún no definen el futuro mediato de la próxima temporada ligamayorista.


Inclusive la asociación rechazó la petición de MLB de acudir a un mediador federal para ayudar a resolver los temas laborales entre ambas partes.

Oscuro panorama, horizonte.


No quisiera calificarlo como borrascoso.

Recordemos que en este mes de febrero deben iniciar los campos primaverales de juegos de exhibición y luego los de pretemporada y al siguiente mes la campaña 2022.


La fecha del arranque de hostilidades será el 31 de marzo… claro, si no hay huelga.


Y mire: de iniciar la temporada de acuerdo a lo programado, será por cuarta vez en la historia de las Mayores de que todos los equipos (30) disputen su primer partido el mismo día y la primera desde la temporada de 1968.

Un datico relevante: 


El béisbol de la Gran Carpa  no ha tenido un paro laboral desde una huelga de siete meses y medio en 1994-95 que causó la primera cancelación de la Serie Mundial en 90 años.


Vamos a Miami


Por demás interesante el artículo del amigo y colega Tony Menéndez en relación al anuncio oficial reciente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe de que en febrero del 2024 la casa de los Marlins de Miami el LoanDepot Park será su hogar sede.


Ya sabemos que por tercera ocasión en la historia del evento caribeño, Miami será base de ese paladar beisbolero. 

Menéndez describe lo siguiente:


"Muchos almanaques han pasado desde que Miami fue residencia de la Serie del Caribe. En 1990 el evento se celebró por vez primera en una no sede de los países participantes. En aquel entonces por situaciones particulares económicas en varios países y con un interesante compromiso de muchos billetes por una empresa venezolana se hizo realidad jugar en el estadio Orange Bowl.


El Orange Bowl en aquel entonces de uso para futbol americano fue retocado con una serie de modificaciones para que se pudiese jugar pelota. 


En la historia de ese estadio su mayor evento beisbolero lo fue en 1956 cuando más de 57 mil fanáticos fueron presente para ver al legendario Satchel Paige lanzar por su novena local de los Marlins de Miami de la Liga Internacional (AAA) y verlo ganar con pizarra de 6 por 2 sobre los Jets de Columbus. 


Artículo completo en: https://mlblogsmenendeztony.wordpress.com/2022/01/30/miami-con-sabor-a-beisbol-serie-del-caribe-2024/


Columnas

    Error al mostrar categorias!