¿Qué pretende "Alito"? (Segunda parte)

Kiosco Mayor
De Francisco Rodríguez
 
Jueves 14 de octubre de 2021
 
¿Qué pretende "Alito"?
(Segunda parte)
 
*¿A favor o no de contra reforma electica?
*La rebelión de muchos legisladores priistas
*El presidente logra objetivo: dividir a oposición
 
 
Quiero y debo suponer, que el Presidente del CEN del PRI, conocido y reconocido como "ALITO", tiene plena conciencia, de las consecuencias y repercusiones políticas, económicas partidistas, etc., que se generan con su postura de no rechazar de inmediato la iniciativa de contra reforma eléctrica propuesta por AMLO, tal y como en su momento lo hicieron categóricamente sus "amigos" aliancistas, (PAN Y PRD).  Con su actitud, sin duda está generando y alentando, hacia el interior de su partido y hacia fuera, expectativas de que bien pudiera aprobar dicha iniciativa de contra reforma eléctrica.


 
En cuanto a los militantes del PRI, han surgido voces y comentarios totalmente en contra de esta posible aprobación, y por supuesto critican acremente la posición asumida por su dirigente nacional.
 
El martes 12 de octubre, en su columna; "Historias de reportero", Carlos Loret de Mola, palabras más, palabras menos, relata "una reunión de poco más de 70 personas, a puerta cerrada", con el Presidente y legislador del PRI, Alejandro "Alito" Moreno y su coordinador de bancada, Rubén Moreira. 
 
En esa reunión, según fuentes que participaron en la misma, aclara el periodista, el presidente del tricolor trató de explicar la postura oficial de la dirigencia de su partido, (Presidente y Moreira). "Y brotó la rebelión de los legisladores priistas".
 
"La discusión se fue calentando" a través de varias voces que participaron, por lo que "el dirigente nacional soltó a la audiencia, con acento de enojo: ah pues si quieren anunciar su voto en contra, hagan lo que quieran", pero luego expresó, asómbrese lector (a), "no vengan a pedirme a mí, que les pare su expediente en la UIF o en la Fiscalía".  Algo habrá de trasfondo.
 
En fin, una anécdota, reflejo de una reunión parlamentaria priísta, que "pinta de cuerpo entero las vulnerabilidades de un partido que está dividido…"
 
Me he dado a la tarea de analizar las distintas voces, columnas políticas, para tratar de encontrar un sustento o fundamento que justifique la postura asumida por el presidente del tricolor. La realidad, la encuentro totalmente incomprensible.
 
Algunos sostienen que la actitud del dirigente se debe a la intromisión del poderoso presidente AMLO.  Como lo expresó en su columna "En privado", el periodista Joaquín López-Dóriga (8 de octubre).  Escribió: "El Doctor Héctor Aguilar Camín, me dijo, ayer en "Radio Fórmula", que el PRI se había colocado en el centro de la discusión política como bisagra en la aprobación de la Reforma Eléctrica del presidente.  Y yo tengo, le dije, otra interpretación:  El que lo colocó en ese punto decisorio, fue el presidente López Obrador, que necesita sus votos para aprobarla".
 
En lo personal, no comparto la opinión de López-Dóriga.  Ya que, en principio, el PRI no es su dirigente, "ALITO" Moreno
o Rubén Moreira.  El PRI, es mucho más, es un partido con historia, creador de instituciones, no obstante, sus debacles electorales, sus errores y corrupción de algunos de sus militantes (gobernadores), que ha disminuido su potencial electoral.  Sin embargo, aún cuenta a lo largo y a lo ancho del país, con cuadros y simpatizantes.  Me resisto aceptar, que el otrora hegemónico e invencible partido, hoy de oposición, por intereses oscuros, pragmáticos, o lo que fuere, se convierta en un partido satélite. 
 
Por ello, si comparto el punto de vista del columnista Jesús Silva Herzog Márquez en su columna "Romper al adversario" (11 de octubre, en varios medios de comunicación). Expresa: "No es la electricidad, no es la energía, no son los consumidores. Es el poder, el cuento, la provocación". 
 
"Bajo la sinrazón de la iniciativa se muestra una lógica impecable.  El presidente lanza una provocación a sus oposiciones, en particular a su "oposición" priista. Para el presidente, el PRI tiene una oportunidad: "regresar a su raíz nacionalista y repudiar su vertiente privatizadora.  Volver al cardenismo y rechazar el salinismo". 
 
Dividir pues.  Además, sentencia el analista: la contra reforma, tiene un claro sentido político. La jugada es romper al PRI, abortar la alianza opositora y perfilar la campaña del 2024". 
 
Y concluye: "No necesita el presidente concretar su reforma para que su lance sea políticamente un éxito. Las fracturas de sus antagonistas se hicieron evidentes con el reto de la iniciativa.  A pesar de que los votos no parecen estar de su lado para aprobar la contra reforma eléctrica, puede sentirse satisfecho al mostrar la fragilidad de sus antagonistas y el impacto electoral que puede tener la dicotomía que plantea".
 
CONTINUARÁ…
 
Twitter: @kioscomayor

Columnas

    Error al mostrar categorias!