Ganó Toño la capital  

Ganó Toño la capital 

 

CON UN CONTEÓ interno de boletas en el equipo de Toño Astiazarán del 60 por ciento de las boletas, iba arriba con ocho puntos sobre Celida López y si nos vamos al hecho estadístico que el conteo arriba del 50% marca tendencia, pues ya ganó. 

Estas fueron de las votaciones más bajas de los últimos tiempos, que, conforme al INE, apenas y rebasamos un 40 por ciento. Una lástima. Algo parecido al 2018. 

De mi amigo Ernesto Gándara, hasta el conteo de las dos de la mañana, iba perdiendo con quince puntos y con un conteo de un 43% de las boletas. Difícil de remontar. Sobre todo, porque conforme a las vistas de los municipios, salvo Hermosillo, los candidatos de Morena iban arriba en la cuenta de la mayoría de los ayuntamientos más grandes. https://www.prepsonora.org.mx 

Sin embargo y según las estimaciones del INE, Morena y sus aliados no contará con la mayoría calificada, es decir, las dos terceras partes que requiere para hacer cambios a la Constitución. https://bit.ly/3z6Izng pero si la mayoría simple que le servirá para otras cosas de menor calado, pero que no dejarán de ser importantes. Sin embargo, lo podemos considerar un gran paso. 

Vale la pena reflexionar el tipo de sociedad que tenemos como sonorenses y hacia dónde vamos, sobre todo, bajo el parangón de que los pocos definen lo que harán la mayoría. 

Si tomamos en cuenta que el Congreso del Estado de nueva cuenta estará en manos de los guindas y que tendrán todo el apoyo del Ejecutivo, pues usted se ha de imaginar la clase de leyes que se van a aprobar, sobre todo en materia de afectación a la familia. 

¿Las inversiones?, quien sabe que vaya a pasar con ellas pues si continúa el método de la manita alzada, con seguridad algunas se van a rajar.  

Conociendo la peculiar forma de ser de Alfonso Durazo, con seguridad seguirá una purga en contra de todos aquellos que le jugaron la contra entre los cuales habrá de todo, y sí, incluyendo periodistas. Por lo menos me va a dar tiempo para terminar al cien por ciento mi tesis. Vaya que tendremos tiempo. Jé, como cuando Padrés. 

¿Las organizaciones religiosas?, van a sufrir las de Caín. ¿Los empresarios?, por supuesto que habrá persecución, sobre todo a quienes le trae ganas, aunque siempre la libran pues no dependen de gobierno para subsistir. Sí, habrá políticos, académicos, ex gobernadores y funcionarios de todo tipo entre los perseguidos. Ya lo veremos. Si, es rencoroso. 

No es Durazo de los que olvidan y mucho menos perdonan. No habrá operación cicatriz por más que lo diga en sus discursos triunfalistas. ¿Los morenistas que lo abandonaron y que le atacaron?, quien sabe donde se irán a meter. 

De hecho y de entrada, lo más seguro es que en ese nuevo orden busque cambiar lo hoy establecido, como las autoridades dentro de las cámaras empresariales, colegios, la Universidad de Sonora (quizá se le haga la rectoría a Jorge Taddei), y todas las organizaciones posibles, sobre todo las sindicales. 

Será de quienes manejen con puño el control férreo, aunque no logre mejoras para el estado en los diversos rubros, sobre todo el de seguridad. Muy probablemente vivamos en un estado policiaco continuo con todo lo que ello acarrea.  

Ya veremos que tan cierto es lo de su amistad con Amlo pues eso se deberá reflejar pronto en todos los órdenes, sobre todo con obras que son amores y no buenas razones. 

Sus enemigos dentro de Palacio Nacional la van a pensar dos veces pues para el 2024 ya lo dijo, prepárense porque va por la presidencia. 

Será sin duda un largo sexenio, lleno de altibajos al estilo de Amlo, en el cual preponderará la comunicación, aunque no creo que maneje una mañanera pues esa estafeta es exclusiva de YSQ. 

No tengo la menor duda de que su gabinete será una copia del federal donde no el más preparado sea el que tenga el cargo debido, sino que será cooptado por los amigos fieles, aunque no tengan esa necesaria capacidad. Por lo pronto más de tres mil burócratas del Gobierno del Estado se quedarán sin chamba. 

¿Y sabe qué?, como quisiera que nos fuera bien que era lo que esperábamos de un Amlo que nos llevó a un gran atraso como país. No veo que con Alfonso vaya a ser diferente. En base a esto vamos a ver cómo cambiarán nuestras vidas para mal, no veo de otra. Y cuando esto pase, no se valdrá el rechinar de dientes de los miles de sonorenses que no salieron a votar y prefirieron que otros eligieran su destino. 

¿La clase baja, la que apoya a Morena y su 4T?, pues seguirá así, le gustan los pobres igual que a Amlo, por lo que segiurá más jodida y la clase media bajará de escalafón. ¿Los ricos?, ellos no sufren, tienen su vida asegurada. Será cosa de esperar unos meses para afrontar la nueva realidad. 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere. 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                 

Correo electrónico: [email protected]                                                                                                     

Twitter: @Archivoconfiden                                                                                                    

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304