Se planta Alfonso Durazo en Sonora

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

 

Martes 10 de noviembre de 2020

 

Se planta Alfonso Durazo en Sonora

 

 

El orden y la conexión de las ideas, es lo mismo que el orden y la conexión de las cosas: Baruch Spinoza

 

 

Alfonso Durazo Montaño, virtual candidato de Morena a la gubernatura celebró dos reuniones importantes en Sonora.

 

En la primera comió con todos los alcaldes de Morena, alrededor de la una de la tarde -que se puede considerar hora hábil de trabajo- en el exclusivo restaurante El Quiriego de la capital sonorense, donde les pidió unidad en torno al proyecto que encabeza, pero faltó que también les hubiese pedido corregir las malas prácticas de gobierno, particularmente a Jesús Pujol de Nogales, y a Rosario Quintero de Navojoa, que en nada abonan con su administración a la buena imagen de Morena.

 

Luego se reunió con la estructura de Morena, integrada por alcaldes, diputados y consejeros estatales en un evento a puertas cerradas en el salón de eventos La Cascada, en Hermosillo, lugar al que todos, incluyendo a los escoltas, arribaron a bordo de vehículos seguramente oficiales.

 

En esa participación Alfonso Durazo dirigió un discurso atrevido pero peligroso, al insistir en hablar de temas sensibles como la seguridad, la salud y la educación, además de la economía y el desarrollo integral del estado, y eso está bien, pero lo hace como si el gobierno estatal fuese el único responsable de todo lo que señala, y no el gobierno federal en co participación.

 

También habló de corrupción, de enriquecimiento de unos pocos, de nepotismo, de tráfico de influencias y de otras barbaridades políticas, y conforme discurría sus palabras, no pocos pensaron si se refería solo al gobierno estatal, al federal o a ambos.

 

Alguien tiene que decirle a Alfonso Durazo Montaño que ese discurso de descalificación no tiene futuro promisorio, y de que el querer vender la idea electoral de que con él se acabaran las necesidades de Sonora no es conveniente.

 

Fueron dos eventos que le sirven al de Bavispe para arrancar, pero que lo orillan a hacerlo en medio de una posible ilegalidad. Primero, está prohibida por ley la utilización de recursos públicos para celebrar actos de partido, y la posible utilización de vehículos oficiales para los traslados está incluida, además, celebrar actos de partido en horas y días hábiles también es ilegal, y en ambos eventos arriba explicados se pudo caer en esa eventualidad.

 

Fue mala idea comer con los alcaldes de Morena, y fue igual el organizar un evento partidista entre semana, y en hora tan temprana que obligaba a los que viven fuera, a iniciar sus traslados en horas de trabajo aún.

 

Pero, en fin, es posible que conforme esto avance, los responsables de la logística le vayan entendiendo a los temas, y corrijan deficiencias.

 

Ya en término general, ambos eventos fueron buenos para Morena, se vio a los asistentes entusiasmados, con altas expectativas, me atrevería a decir que hasta "sobrados" algunos, en realidad, esta es la primera elección que enfrenten como un partido en el poder, es la primera vez en Sonora que competirán con las mieles del poder sobre sus comisuras, por eso, en ambas oportunidades ya mencionadas arriba, no se vieron distintos al PRI ni al PAN. Esperemos que conforme el proceso avance, sepan cómo transmitir al electorado una real diferencia. De momento, no hay nada diferente más allá del horizonte.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16