No cumple Alfonso el acuerdo 

No cumple Alfonso el acuerdo 

HE SABIDO DE acuerdos entre los precandidatos Alfonso Durazo y Ernesto Gándara que preponderan el asunto de borrar cualquier campaña negra entre ellos. Lo mismo he sabido que existen dentro de los equipos de trabajo tanto de la gobernadora Claudia Pavlovich así como de la alcaldesa hermosillense Célida López. 

Entiendo que deben respetarse esos acuerdos y lo comprendo desde el momento en que no he visto golpeteo en contra de un Alfonso Durazo que de manera naturalita tiene para que lo golpeen: venta de propiedades a hijos de narcos, el caso de los Lebarón, las propiedades de su empresa Inmobiliaria Alta Sierra que le sirve de camuflage en sus negocios y todo aquello que amerita al enriquecimiento explicable en Sonora del secretario de Seguridad Pública. 

Se supone, y esto lo entiende muy bien la alcaldesa Célida López, que deben ser acuerdos que se deben de cumplir y de unos meses para acá de alguna manera han sido realidad. 

Sin embargo, hay personal bajo su mando que se sienten o nos ven a los sonorenses, como una sociedad estúpida que ni cuenta se van a dar del manejo negro que ocurra en contra, por ejemplo, de la gobernadora. Pero no entienden que dejan rastros. 

Hay dos ejemplos sui géneris en este aspecto. Uno fue cuando manejaron aquella nota informativa –muy bien hecha por cierto--, en la cual manejaron en foto shop una relatoría de hechos relacionada con la supuesta adquisición de parte del esposo de la gobernadora, Sergio Torres,  de una engordadora de ganado del grupo creo que Contreras. Manejaron millones de dólares, pero fue una información falsa. 

Ese detalle cayó por su propio peso al no contar con el soporte específico para sustentarla. Pero insisto, fue muy bien hecho y lograron sembrar la duda en aquellos que no le entienden a esto. Es el esquema de mancha aunque se tizne y así algo queda. 

Hicieron un segundo mensaje en el cual hicieron ver que el columnista, Jefe Diego, despotricaba y señalaba la supuesta corrupción del esposo de la gobernadora y un desvío de mil 500 millones de pesos. Un fake total, pues fue posible confirmar que en ningún momento el personaje trató ese tema en la columna que señalaban. Mancha para que quede tizne. 

El detalle es que este equipo de trabajo que está bajo el mando de Célida López y a quienes llaman "Los Gachupines", nos tienes a los sonorenses en la categoría de pendejos. Cómo que vinieron a enseñarnos lo que es tenebra, campañas negras, política oscura, que ellos son los dioses de los manejos turbios de la política subterránea y un sinfín de cosas más. 

El español que maneja estos fakes, todo indica, no me atrevo a asegurarlo, pero es su estilo conforme  a las pesquisas que hice, se llama Eugeni Córcorles, un personaje que trabajó para el PRI, luego para el PAN, y que ahorita forma parte del equipo de trabajo de Célida López. Hay harta información de él en internet. Cuenta con varios colaborador locales y de fuera pero emplean el mismo sistema: soberbia, se creen muy chingones. 

No comprenden que hay acuerdos que deben respetarse.  

El hecho es que la unidad de inteligencia cibernética del Gobierno del Estado ya les puso el ojo y los tiene en la mira, sobre todo por la serie huellas que han dejado, como es el hecho del celular de este señor Eugeni Córcorles, 6622981412, quien es investigado por la autoridad respectiva, pero hasta ahí, hasta donde tengo la información. 

No tengo la  menor idea de quien sea este personaje, lo que si entiendo es que no ha sabido comprender la coyunturas que se presentan pues entiendo que aun y cuando su capacidad de realizar campañas negras, son sumamente asertivas y efectivas, también entiendo que de alguna manera no ha sabido entender los acuerdos cupulares. Aún y cuando le valgan madres. 

Y eso que aún no empiezan las campañas.  

Hay un listado, cuyos nombres se conocen, que laboran en su equipo. Tienen la gran suerte de que legalmente son difíciles de perseguir penalmente, aunque claro, cuando se manejan este tipo de situaciones, de alguna manera se les encuentra un fallo. 

¿Qué irán a hacer tanto las autoridades como los mencionados en este rollo? No lo sé. Lo que sí sé es que quienes están conformando las estrategias en contra de la gobernadora están cayendo en un error básico: soberbia. 

Los sonorenses entendemos que si llega un gachupín a nuestro Estado, nos debe conquistar con perfil bajo, nunca, nunca, queriendo ser más chingones que nosotros lo van a ser porque se van a estrellar con pared. ¿Me explico? 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere. 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.                           

Correo electrónico: [email protected]                           

Twitter: @Archivoconfiden                            

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304     

Notas Relacionadas

Comentarios en esta nota

Comenta esta nota