Aumenta pobreza y desempleo

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 31 de julio de 2020

 

 

Aumenta pobreza y desempleo

 

*Caída histórica de economía mexicana, 18.9%

*A casi 70 millones no les alcanza para alimentos

*Lo números son muy fríos, no saben de política

*Recuperación será lenta, puede tardar 11 años

 

Según datos del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), en 2018 el porcentaje de pobreza en la población mexicano era del 41.9%, es decir 52.4 millones de personas se encontraban en esa situación, de los cuales 9.3 millones en la pobreza extrema. Un alto índice que refleja la desigualdad en este país.

 

En 2019, la economía no creció ni lo esperado menos lo anunciado, o prometido, por el Presidente Andrés López Obrador, más bien decreció y el pronóstico era negativo para este 2020 por las medidas tomadas por el gobierno, consideradas opuestas al estímulo de la inversión nacional y extranjera. El año inició mal.

 

Y de pronto aparece el coronavirus y empeora la situación, como en todo el mundo, pero en México se ha hecho más notable primero por la falta de infraestructura de salud para responderle a la pandemia y segundo, por el escaso estímulo económico del gobierno para mantener el empleo.

 

El Covid19 obligó al aislamiento social, como medida para reducir la propagación, y el cierre temporal de miles de empresas, una gran mayoría micro y pequeñas que significaban el único ingreso de sus propietarios y ahora son parte del desempleo. Otras miles de medianas despidieron a sus trabajadores. Todo ello originó un desempleo de casi 16 millones de personas.

 

En mayo, a través de un cálculo estimado del INEGI,  ya había 69.9 millones de mexicanos que no tienen el ingreso laboral suficiente para comprar su canasta básica de alimentos. Esto es desgarrador. Estamos hablando de un porcentaje de casi el 55% de la población mexicana, si la estimamos en este 2020 en 127 millones de habitantes.

 

La pandemia, también de acuerdo a datos oficiales, aumentará entre 8 y 9 millones el número de pobres, fundamentalmente por la pérdida de empleo.

 

La pobreza esencialmente se mide por el ingreso per cápita, acceso a la alimentación, salud, educación, calidad y espacio en la vivienda, seguridad social y servicios básicos (agua potable, drenaje, energía eléctrica). Es decir, vivir en la pobreza no es únicamente tener bajos ingresos.

 

Al cierre del primer trimestre de este año, la pobreza laboral registrada era de 45.2 millones, ahora se estima en  69.9 millones, significando un alarmante incremento de 24.4 millones de personas en solo los primeros dos meses de la contingencia sanitaria (abril y mayo).

 

No hay duda, la economía mexicana se derrumba y las estadísticas del segundo trimestre del 2020 señalan una caída histórica del 18.9%.

 

Según el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, la actividad económica se reducirá entre un 8% y 12% en el tercer trimestre y entre un 4% y 8% en el último de este año. Y considera que será hasta el 2022 cuando se habrá de regresar a los niveles de producción que se tenían antes de la pandemia.

 

Mientras tanto, la analista, del Banco BASE, Gabriela Siller, expone que la recuperación será lenta. En su cuenta de twtter explica que en el escenario más probable, tomará de 6 a 11 años la recuperación total

 

Gabriela [email protected]

 

"Es muy probable que se haya tocado fondo en el 2Q, pero se espera una lenta recuperación económica para México. En el mejor de los escenarios tomará 4 años recuperar el PIB pre crisis. En el escenario más probable tomará de 6 a 11 años la recuperación total".

 

5:24 - 30 jul. 2020

 

Esta es la realidad, millones de mexicanos se han quedado sin empleo, miles de empresas micro y pequeñas han cerrado, otras lo hicieron temporalmente pero muchas ya no se reactivarán. Casi 70 millones de mexicanos no ingresan lo necesario para adquirir la canasta alimenticia básica.

 

Son los números, es la frialdad de los números, y los números no saben de política, ni de ideologías ni de procesos electorales.

 

Los programas sociales son buenos, son un apoyo a los más vulnerables, pero eso no va a resolver la economía en crisis del país; solo la inversión privada que genere empleos asegura el ingreso del trabajador, el gobierno debe ser facilitador y promotor de la creación de nuevas empresas y ampliación de las existentes; y en esta crisis sanitaria debió haber apoyado a los micro, pequeños y medianos empresarios con el fin de mantener los empleos, lamentablemente no ocurrió y ahora todos pagaremos las consecuencias.

 

Mientras por otro lado el dinero se va a la basura por malas decisiones, solo PEMEX ha perdido en este año alrededor de 600 mil millones de pesos, más las decenas de miles de millones de pesos por la cancelación del aeropuerto en Texcoco y de las instalaciones  de Constellation Brands en Mexicali. Y se sigue invirtiendo en proyectos no redituables al menos en corto plazo como la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

 

Y otra más, el gobierno de la 4T decide comprar los medicamentos (60 mil millones de pesos aproximadamente) en el extranjero y crear su propia empresa de distribución. Un gran golpe a la industria farmacéutica mexicana que también originará desempleo.

 

México está en crisis, sanitaria y económica. Y puede venir la social y política.

 

Al tiempo.

 

Twitter: @kioscomayor