Poema de domingo

Vertiente julio 05 2020.



Poema de domingo.- Sí, es la pandemia golpe duro de la vida que obliga a reflexionar y a darle luz a sentimientos solidarios, llenos de amor y fe. Pero también, permite mirar el rostro oscuro de los seres. Descubrir a quiénes ven al rayo del dolor y de la muerte como puente por donde pueden avanzar sus ambiciones. Es, cuando el poema se convierte en herramienta social ¡y grita y deja claro que el barro con que se amasan las emociones, la sencillez, la capacidad de asombro, no es el mismo, a pesar del dramatismo evidente, entre los seres humanos…!  



Bernardo Elenes Habas



EL MAR DE LA PANDEMIA



Desfilan sentenciados

entre sombras,

sumergidos en el mar

de la pandemia.




Quieren nadar,

alcanzar la superficie,

suplicarle a Dios

un sorbo de aire puro,

pero el oleaje oscuro,

tormentoso, terrible,

lo ha cubierto todo

como un apocalipsis

despiadado…




Desfilan sentenciados,

heridos de silencio.

La soledad se convierte

en preludio de agonía,

mientras que afuera

del mar de la pandemia,

ríen los incrédulos,

los miserables

que incitan a retar

al rayo del destino…




Muestran su hambre

de poder, hacen campañas,

firman denuncias

buscan hundir al enemigo.



Preparan asaltos calculados,

queriendo demostrar

supremacía…



Ellos, los que ríen.

Los que hostigan,

Los que dividen.

Los que inoculan ponzoña.

Los que arrojan ácido

al rostro de la vida.

Los que regurgitan

su obsesión de podredumbre,

nunca han creído

que un día,

podrían estar, también,

caminando entre las sombras…


-----o0o----