"No ha habido una nueva banda que signifique nada" en 20 años: Simmons

Madrid, 29 de junio de 2018.- Tres años después de su anterior visita, KISS vuelven a España en julio para una mini gira de cuatro conciertos que, además, serán los únicos que ofrecerán en Europa con la salvedad de una rápida incursión a Portugal. Cinco fechas en total para un año de poca actividad para la banda estadunidense pero de fortuna para sus fans españoles.

"No planeamos girar en absoluto", concede a Europa Press el bajista y vocalista Gene Simmons, quien apunta después que decidierion aprovechar la oportunidad propuesta por los promotores para volver a territorio español: "Quisimos volver y visitar a los fans. Siempre me ha gustado España, su historia, su cultura, su comida y sus chicas".

Concretamente, las actuaciones de KISS en la Península Ibérica serán en Santa Coloma (Barcelona, 7 de julio, Rock Fest), Madrid (8 de julio, WiZink Center), Lisboa (10 de julio, Estadio Municipal de Oeiras), Córdoba (12 de julio, Plaza de Toros) y Viveiro (Lugo, 14 de julio, Resurrection Fest).

A pesar de ser conciertos propios y en festivales, Simmons destaca que en todos los casos llevarán su espectáculo completo, al tiempo que asegura que serán básicamente iguales: "Nosotros somos lo que somos, independientemente de quien esté allí. Ese es un buen consejo para cualquiera. Siempre sé tú mismo, para que tu ser sea verdadero".

¿Se acerca la despedida?

Días atrás se filtró que KISS podrían estar preparando una gran gira mundial de despedida que empezaría en 2019 con la intención de recorrer todo el planeta. Simmons admite que hay "muchos cotilleos por ahí" y añade: "He escuchado eso mismo, sí. Ahora estamos pensando en quizás hacer una gira en 2019. Tan pronto como sepamos las respuestas os lo haremos saber".

Sobre la posibilidad de que KISS duren para siempre aún sin ninguno de sus miembros originales -una idea planteada por el propio Simmons meses atrás-, bromea admitiendo que no está seguro de si eso sería del agrado de los "fans más acérrimos".

"Amamos a nuestros seguidores, pero si dependiera de ellos, si nadie más aparte de los miembros originales debieran haber estado en la banda, nosotros hubiéramos tenido que dejarlo a principios del 2000".

"Y eso hubiera significado también que bandas como AC/DC, Judas Priest, Iron Maiden, Metallica y muchas otras hubieran tenido que parar. Amamos a los fans, pero ellos no comprenden cómo manejar una banda. ¿El futuro? Cualquier cosa es posible", reflexiona Simmons, quien se muestra reacio a las giras de músicos muertos reemplazados con hologramas: "No me gusta mucho eso, pero no depende de mí. Si los fans quieren ir a ver eso, irán. Si no quieren, no irán".

No piensan en nuevas canciones

Tras afirmar rotundo que el legado de KISS está, en cualquier caso, por encima de sus integrantes, descarta la posibilidad de que la banda siga engordando ese legado con nuevas grabaciones. Porque aunque solo hayan entregado dos discos en el siglo XXI -Sonic Boom (2009) y Monster (2012)-, por ahora sus planes no pasan por el estudio.

"Personalmente no me motiva volver al estudio para trabajar seis meses en nueva música. No me siento respetado cuando los fans descargan un archivo compartido gratis. Hasta que las cosas no cambien, no nos veo haciendo nuevas canciones", explica, antes de rematar: "Mientras los fans rechacen pagar por nueva música, están matando a las nuevas bandas".

Y añade a este respecto para terminar: "A nosotros no nos afecta, pero no ha habido una nueva banda que signifique nada en los últimos veinte años. Los Foo Fighters están bien, pero llevan más de veinte años. Cuando era niño teníamos a Elvis, los Beatles, los Stones, Zeppelin, Hendrix y cientos más, todo en un período de cinco años. No hay nuevo Elvis, no hay nuevos Beatles".

Fuente: Europa Press