El PRI en Sonora va por Puerto Peñasco, afirma dirigencia


Por Froylán Campos

Puerto Peñasco, Sonora, 9 de noviembre de 2017.- Al final del día, son y siempre serán ellos los que den la cara. Ora por el partido. Ora por el gobierno. Algunos, abiertamente declaran que las cosas no están bien. Pero son legión aquellos que, a pesar de todo, reconocen avances y logros en la administración de Enrique Peña Nieto.

Como pocas veces, el auditorio de la Quinta Ventura está atestado de militantes priistas ávidos por conocer qué se ha hecho; qué falta y qué se está haciendo en el último tramo del sexenio peñanietista.

Y es que, llegado el momento, esos mismos priistas tendrán que salir a las calles, barrios, colonias y centros de trabajo a tratar de convencer a sus conciudadanos. Los comicios están a la vuelta de la esquina y en el PRI no hay lugar para las improvisaciones.

"Salgamos arropados con la convicción plena a decir lo que realmente está pasando", dijo en una vehemente arenga el delegado Jesús Rosario Rodríguez Quiñones, quien pasa revista a las acciones y programas que ha emprendido la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en beneficio de la sociedad más vulnerable del estado.

Y lo que está ocurriendo en Sonora a tan solo dos años de gobierno de Claudia Pavlovich Arellano, resulta realmente alentador.

No es casual: un modesto sexagenario líder de un seccional en Peñasco, don Cipriano Morales, lo pondera así:
"A mi no me vengan con cuentos; la señora gobernadora Pavlovich está trabajando como debe hacerlo cualquier gobernante, ¡de cualquier partido hombre!: con honestidad, con eficacia y sin colores".

Hasta aquí, hasta este  pujante polo turístico que según el dirigente de los hoteleros, Oscar Palacio Soto, empieza a recuperar su dinamismo y desarrollo económico —la ocupación de la hotelería en el último lustro es por el orden del 70% anual—, una veintena de representantes del Gobierno de la República, coordinados por Wenceslao Cota Montoya, delegado de Gobernación, llegaron para desmenuzar aquello que "no se cuenta, pero cuenta mucho".

Primero, en Playa Bonita, una reunión con los hombres del capital. Empresarios, desarrolladores, banqueros, prestadores de servicios, entre otros, han escuchado un pormenorizado balance del impacto que genera en Sonora una inversión estimada en 56 mil millones de pesos en materia de infraestructura, salud, educación, desarrollo social, entre otros rubros.

Más tarde, la iniciativa del presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Gilberto Gutiérrez Sánchez, encontró eco entre sus correligionarios que llenaron el centro de convenciones de la Quinta Ventura.

Dirigentes y militantes del tricolor se han enfrascado en un diálogo abierto, franco y propositivo con los delegados federales. Naturalmente que los funcionarios tampoco desconocen las penurias de los rocaportenses. De los pescadores que se quejan de que el gobierno los "está sacando del mar" con el crecimiento de las áreas protegidas. De los trabajadores que carecen de un servicio digno, de calidez y calidad en el IMSS.

Es Roberto Sánchez Cerezo quien mejor desglosa el problema como titular del Infonavit: en Peñasco, de 9 mil trabajadores, solo mil 600 han accedido a un crédito de vivienda. El resto no sabe o no conoce que es sujeto a este derecho.

Y en este foro, lo que se destaca más allá de una numeralia, es la voluntad de los funcionarios gubernamentales por ir al encuentro de la solución a los problemas y rezagos que aún padecen en esta región.

Estas reuniones de rendición de cuentas son ejercicios que enaltecen a la política, ha dicho Sánchez Cerezo, un hombre con muchas leguas recorridas en los asuntos de la cosa pública.

Y como la "calidad de la convocatoria" obliga, el líder estatal del PRI selló el encuentro como el punto de partida para recuperar Peñasco, al amparo de una premisa indiscutible: un gobierno que cumple; es un partido que cumple.