Analfabetas, mil 14 millones de personas en el mundo: Unesco

Ciudad de México, 9 de septiembre de 2017.- Al conmemorar el Día Mundial de la Alfabetización este 8 de septiembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recordó que en el mundo 750 millones de adultos y 264 millones de niños y adolescentes aún no pueden ejercer su derecho a la lectoescritura.

A ese desafío, indicó el organismo multinacional, se suma la brecha tecnológica y los llamados analfabetas digitales. Destaca que al menos 4 mil millones de personas, más de la mitad de la población del planeta, no tiene acceso a Internet, mientras otros 2 mil millones no cuentan con teléfono celular, y 500 millones más viven donde no hay señal de telefonía móvil.

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recordó que en México 5.5 por ciento de la población mayor de 15 años es analfa-beta, lo que afecta a 4.7 millones de personas.

Señaló que la ausencia o deficiencias en los procesos de alfabetización en importantes sectores de la población infantil, joven o adulta, representan serias restricciones al goce y ejercicio del derecho humano a la educación. Además de que es un serio obstáculo para la observancia de otros derechos de índole civil, política, social, cultural o ambiental.

La CNDH exhortó a las autoridades a impulsar, proteger y garantizar el derecho a la educación con miras a abatir el analfabetismo en su sentido estricto y funcional, posibilitando el acceso a las nuevas tecnologías, pero también pidió establecer políticas focalizadas para grupos vulnerables por su condición étnica, género, edad o discapacidad de carácter físico, mental, intelectual o sensorial.

Con el lema Alfabetización en un mundo digital, la Unesco busca visibilizar este 2017 los desafíos que aún impone la necesidad de alfabetizar a mil 14 millones de personas en el planeta.

Destaca que ante el desarrollo tecnológico, que impacta no sólo en el acceso a más contenidos y mejores servicios, sino con la llamada cuarta revolución industrial, que pasa por la automatización de miles de empleos, también se ha generado una brecha digital a escala mundial respecto del acceso a las nuevas tecnologías digitales, ya que sus beneficios aún se distribuyen de forma muy desigual en el mundo.

Los beneficiados de siempre

El organismo subraya que en 48 países que alcanzan menor desarrollo económico, sólo una de cada siete personas puede acceder a Internet.

A ello se agregan los conocimientos, aptitudes y competencias que se requieren para el acceso a la información ofrecida en la red, para analizar-la y usarla de la mejor manera posible, lo que define en qué medida se pueden aprovechar los dividendos digitales.

Por lo general, advierte, los más beneficiados son los grupos más privilegiados. Los marginados, por razón de su género, origen étnico, ubicación geográfica o posición económica suelen quedarse atrás a la hora de participar en nuestras sociedades digitales y en la transformación propiciada por los medios.

Destaca que el Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos muestra que incluso en países desarrollados 8.9 por ciento de los adultos tiene escasas competencias lectoras y 22.7 por ciento muestran pocas habilidades aritméticas, lo que revela los desafíos de la alfabetización y su complejidad.


Fuente: La Jornada